A TIENTAS

A TIENTAS

martes, 5 de julio de 2011

"La delicadeza" - David Foenkinos

Hoy ha venido una amiga a presentaros la última novela que he leído.... o quizá deba decir devorado en unas horas. La amiga en cuestión es Virginia Woolf. Esta representación en muñeca de trapo de la escritora pertenece a la colección  "Little Thinkers", y me la ha regalado un buen amigo, que la vio en una tienda y se acordó de mí y de mi afición lectora. :-) Como no podía ser menos, debía invitarla a posar para este blog, aunque debo decir, que no he leído nada de Virginia todavía, aunque tengo uno de sus libros de relatos entre mis pendientes.


El libro en cuestión, como ya habéis podido comprobar, es "La delicadeza" de David Foenkinos. Desde la primera vez que oí hablar de esta novela, no pude evitar desear hacerme con ella en cuanto saliese a la venta en España. Me apetecía mucho una historia bonita, de esperanza, y que me hiciera sentir bien después de leerla... y acerté de pleno.

La novela no es, ni más ni menos que una pequeña historia o fábula sobre la vida, la pérdida, la esperanza, el amor.... el pensar que todo puede ser posible.


El libro comienza con una desgracia.... Nathalie, la protagonista, pierde a su marido François de forma inesperada. Le cuesta mucho superarlo, y la única solución que encuentra es refugiarse en su trabajo. Así pasa el tiempo, entre su casa y la oficina, hasta que se da cuenta de que la vida le puede dar otra oportunidad. En realidad es una historia sencilla, narrada de forma parecida a un cuento, y de la que se pueden extraer muchas reflexiones interesantes sobre la vida en general.

Ejemplo: Reflexiones de un pensador polaco:
"Hay gente fantástica
a la que se conoce en mal momento.
Y hay gente que es fantástica
 porque se la conoce en el momento adecuado"


Os dejo con un fragmento de los que he subrayado, y de los que no desvelan nada importante de la historia, pero que no sé muy bien por qué, me impactó:

"Cuando por fin se quedó sola, se sintió aliviada. Otros no habrían soportado la soledad en ese momento. Nathalie soñaba con estar sola. Y, sin embargo, la situación lo había todo más insostenible. Recorría el salón, y todo estaba ahí. Exactamente igual que antes. No se había movido nada. La manta seguía sobre el sofá. También la tetera, sobre la mesa baja, con el libro que estaba leyendo. Le impresionó especialmente ver el señalador. El libro quedaba así dividido en dos; la primera parte la había leído mientras aún vivía François. Y en la página 321, François había muerto. ¿Qué hay que hacer en estos casos? ¿Puede alguien proseguir la lectura de un libro interrumpido por la muerte de su marido?"

16 comentarios:

  1. Yo también tengo ganas de leer este libro desde que lo descubrí, no había leído ninguna reseña antes y me alegro de que haya sido positiva.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado con ganitas de leer el libro. Y ese fragmento que has elegido es precioso. Tendré que buscar este libro prontito, que me has dejado con las ganas de saber si continuó el libro o no.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía pero me han entrado ganas de leerlo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Q bonita la muñeca! Yo ya había visto a algunos de estos muñecos (Dickens, Wilde y Poe son los que me vienen ahora a la mente), pero es lo típico que aunque me apetece mucho me parece un gasto un poco superfluo para comprarlo yo, me sentiría mejor si me lo regalara alguién ja ja así que tendré que presionar. el libro me parece un poco triste para lo que me apetece leer ahora. Ah, se me olvidaba, de Woolf te recomendaría La Sra Dalloway es el libro en el que se inspiraron muy libremente para la peli Las horas, a mi me gsutó mucho. Bsos

    ResponderEliminar
  5. Tatty, yo no leí ninguna reseña, pero me llamó mucho la atención el argumento. Disfruté mucho leyéndolo, pero se acaba demasiado pronto!

    Margari, subrayé muchas partes del libro. La novela tiene una prosa sencilla, pero muchas de las reflexiones resultan muy interesantes. Lo de si continúo el libro o no, parece una tontería, pero supongo que en situaciones como ésa hasta la cosa más rutinaria cobra una gran importancia...

    Margaramon, es una historia muy bonita. Merece la pena. Por lo visto ha sido un éxito en Francia, y el mismo escritor ya está trabajando en la peli, cuya protagonista será Audrey Tatou.

    Carol, a mí me hizo un montón de ilusión la muñeca. Es verdad que son las típicas cosas que me encanta que me regalen, porque tú nunca las comprarías, aunque quieras tenerlas... jeje. Para nada es triste, sólo es triste el principio, pero en general, a mí me dejó muy buen sabor de boca.
    La peli de las horas la vi, y me gustó mucho. Apuntada queda la Sra Dalloway...! Gracias por la recomendación. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. La verdad que tiene un argumento muy apetecible, al menos para mí. Me encantan las historias de parejas y más sin son francesas (que por el nombre parece que lo son). Son mi debilidad así que lo apunto.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  7. Me parece que es un poco triste el libro... y ahora me apetece leer cosas mas alegres. No me llama mucho la atención! Pero igualmente, buena reseña y bonita muñeca!! :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante la reseña! me han dado ganas de leerla, y la muñeca es muy entrañable :)

    ResponderEliminar
  9. María, me pasa lo mismo que a tí, así que yo creo que te gustará! Y sí, es francesa. :-) Un abrazo!

    Kristineta, empieza triste, pero no es triste para nada... quizá sólo las primeras páginas... Un saludito!

    Ismael, yo te la recomiendo, eso sí, se lee en un momentito... es lo malo! Y la muñeca, me encanta! Besos!

    ResponderEliminar
  10. ¿Sabías que pasé de puntillas sin atreverme a llevármelo a casa por un raro pálpito de que no me gustaría?
    Creo que voy a tener que darle una nueva oportunidad entonces.
    Un besote y feliz finde, no pases "musho" calor.

    ResponderEliminar
  11. Después de leer tu reseña me he sentido atraída por este libro. Y el párrafo que has escogido realmente te hace reflexionar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena, vaya amistades te gastas. Consérvalas muchos años.

    Excelente reflexión, la tendré en consideración para incorporarla en mi colección de citas.
    ;)

    ResponderEliminar
  13. Angel Iván, lo del feliz finde, sí que lo tuve, lo de no pasar mucho calor, fue imposible, aunque ya está una acostumbrada desde que nación en estas tierras murcianas. Eso sí, me quejo igual, pese a la costumbre. :-) La novela, me gustó mucho, me reconfortó, y se me hizo corta. Si al final te decides, ya me contarás.

    Blanca, es una novela de esas que te dejan con buen cuerpo, como un cuento... La reflexión, antes de que el autor la hiciera, yo la pensé, por eso me llamó la atención. Hace mucho tiempo me pasó algo parecido con varias películas, una sobre la vida de Agatha Christie. La dejé a medias por algo desagradable que me ocurrió (no tanto como la novela). Y lo mismo me pasó con una versión de Jane Eyre, y con Amélie mucho más tarde. No las vi enteras hasta hace poco, porque me daba algo así como mal fario... jejeje. Al final las vi todas, y no pasó nada malo :-) Ahora que lo pienso, resulta que me pasan cosas cuando veo películas... jejje. En fin, que por eso me impactó el fragmento, y que vaya rollo te he metido así, sin tú querelo... Un abrazo!

    Sergio, pues sí, ésta es una de las buenas amistades que espero no perder. De hecho somos amigos casi desde los 4 años... nos conocimos en párvulos, en el cole y hasta ahora, con 29 añitos! Y la reflexión, a mí me parece bastante acertada! Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Esta novela la tiene mi compañera de piso, así que en cualquier momento me la leo ... Creo que me gustará.

    ¡La muñeca es muy bonita!, je, je.

    bsos!

    ResponderEliminar
  15. Hola de nuevo, Rosalía. Pues eso, cógesela a tu compi a ver que tal te resulta. Se lee en un suspiro y está muy bien. Por cierto, que suerte tener una compañera de piso lectora! Así cuando te quedes sin libros tienes donde elegir... jeje. Un besito!

    ResponderEliminar
  16. Lo tengo y también tengo ganas de leerlo. Me ha encantado el párrafo.
    Saludos!!

    ResponderEliminar