A TIENTAS

A TIENTAS

lunes, 30 de abril de 2012

Amigos...



Hoy me encuentro un poco melancólica, y feliz al mismo tiempo...

El viernes pasé otra de esas grandes veladas con unos grandes amigos, V y C, ... de esos a los que llamas un jueves, y les dices... "Necesito salir, beber... el rollo de siempre.... (Extremoduro dixit);-)", y que te dicen por supuesto... y junto a los que puedes compartir una (generalmente más de una) botella de vino, y hablar, y filosofar, o simplemente desahogarte un rato... y luego salir de bares, y que se vayan uniendo más amigos... y que se te hagan las 6 de la mañana sin darte cuenta... y te levantas el sábado al mediodía  (a parte de con una resaca importante) con la sensación de haber pasado una gran noche, aunque no haya pasado nada extraordinario...,

Porque si bien a medida que creces... sales menos, y los amigos se van alejando por trabajo, por obligaciones,  .... siempre es bueno buscar esos ratos con amigos... de los de siempre, o de los que te has ido encontrando más tarde... porque esos ratos, son los que hacen que la vida tenga más color!!!

Este fin de semana, si nada lo remedia, acojo en mi casa a unos cuantos de esos amigos... para disfrutar de unas fiestas muy especiales, y sé, que como siempre, lo pasaré bien.

Hay varios tipos de amigos... los de toda la vida y que conoces desde niño, que como siempre digo, son como mi familia, a los que quiero, y con los que sigo pasándomelo genial cuando salimos (muy de vez en cuando ya) pero con los que sin embargo cada vez difieres más en tu forma de pensar, en gustos, afinidades, porque todos habéis cambiado con el paso del tiempo, y los nuevos que vas conociendo por el camino de la vida... cuyos gustos se asemejan más a los tuyos, con los que tienes más afinidad porque los has ido eligiendo cuando tu carácter ya estaba formado

A todos los necesito, y todos han sido, son y serán creadores y a la vez parte de mi historia.

Acompañándo esto, que no sé muy bien por qué escribo, dejo una canción de Extremoduro que no paro de escuchar,  y un corte de la película "Martín (Hache)", que he vuelto a ver, junto con "Deseo, peligro", en mi sesión cinéfila de este domingo.

Desde mi punto de vista, la frase de Luppi en esta película cargada de frases interesantes, es totalmente cierta.




"Deseo, peligro" de Ang Lee

Acabo de ver esta película, que me ha dejado totalmente impactada. Una de las mejores que he visto últimamente...

La historia transcurre entre Shangai y Hong Kong, entre el 1938 y 1942. Shangai está ocupada por los japoneses. En Hong Kong, una joven universitaria se une a un grupo de teatro que pretende fomentar el patriotismo chino, pero en un momento dado, los estudiantes miembros de dicho grupo deciden que dedicarse a fomentar el patriotismo no es suficiente, y deciden pasar a la acción, planeando el asesinato del señor Yee, un chino que colabora con los japoneses.

La joven universitaria se hará pasar por una señorita de clase acomodada, para ganarse la confianza de la mujer del señor Yee, y así, poder seducirlo a él...



Sí, es lo que estáis pensando, una historia de espionaje y sexo... Pero quizá eso no importe tanto. Lo que de verdad te hace no despegar los ojos de la pantalla (y eso que dura dos horas y pico), es la relación entre los personajes principales, el rígido, violento, e impredecible señor Yee, la insinuante, provocadora, inteligente señora Mak, ... Desde el principio se palpa la tensión sexual, que en un primer momento se resuelve de una forma bastante impactante, para ir evolucionando a lo largo de la película... hasta que al final no sabes qué pensar.

En resumen, encontraréis una historia llena de emociones contenidas, de sentimientos, de tensión sexual, de venganza, odio, amor, violencia, y  sexo.

Desde luego, no podrían haber elegido mejor título.... "Deseo, peligro"...

Totalmente recomendable.

miércoles, 25 de abril de 2012

"La mujer justa" - Sándor Márai


Tenía ganas de leer a Sándor Márai, y pensaba empezar con "El último encuentro", pero al leer la sinopsis de "La mujer justa" en la librería, me llamó mucho la atención, y finalmente opté por llevarme éste. 

Nos encontramos con una historia de amor, podemos decir que un triángulo amoroso, relatada por cada uno de sus tres protagonistas, Marika, Péter y Judit. Todos relatan la historia en primera persona, contándosela a un amigo.. así que todo el rato tienes la sensación de que te la están contando a tí.

En primer lugar, nos encontramos con Marika, la esposa de Péter. Nos cuenta como intentó retener al hombre de su vida a su lado, al "hombre justo" para ella.... y como tuvo que afrontar que el amor de su marido estaba destinado a otra persona que no era ella... Judit. Quizá sea este el mejor monólogo de los tres.

Más tarde oímos la historia de boca de Péter, un burgués serio, culto, de maneras refinadas y que rara vez se deja llevar por los sentimientos. Nos cuenta cómo dejó a su mujer Marika, para casarse con Judit, su amor secreto de juventud.

Por último, nos encontramos con Judit, una chica de origen humilde, que nos cuenta como casarse con Péter no la hizo feliz, como ella creía. Movida por el desprecio a la clase burguesa, a los ricos.. su monólogo está lleno de burla hacia la gente adinerada, sus manías, sus costumbres y forma de vivir.

Pero esto no es sólo una historia de amor a tres bandas. En los intensos monólogos encontramos además el retrato de la sociedad burguesa de la época, y la decadencia de la misma, así como el reflejo  de la guerra y el  "Asedio de Budapest", en 1944 y la posterior caída de la ciudad.

Asímismo, cabe mencionar la presencia de un cuarto personaje, Lázar, un escritor amigo de Péter que estará presente en la vida de los tres personajes... y que será muy importante para los tres. En ciertos momentos me dio la sensación de que Lázar podía ser un alter ego del autor,  y que sus reflexiones sobre el amor, la guerra, la burguesía... son una forma de introducir en la historia la propia opinión de Márai.

La novela es bastante densa, y puedes encontrar tantas reflexiones, tantas afirmaciones interesantes, que es recomendable recrearse en sus páginas.La sensación que te queda al terminar su lectura es bastante agria, un tanto gris y desalentadora, por todo lo que te transmiten los personajes, porque el escritor consigue que llegues a sentirte como ellos,  cuatro personas que habiendo intentado conseguir la felicidad, se han quedado en una especie de limbo, entre el cielo y el infierno. 

Aquí os dejo algunos de los muchos fragmentos que extraje del libro:

"Necesito esta armonía burguesa. La vida interior de las personas ya es bastante aventurada y tormentosa. De cara al exterior es mejor vivir como un funcionario del registro de la propiedad. El orden es una necesidad vital, de otro modo no podría concentrarme..."

"Estaba tan concentrada en el hombre, que no me quedaba tiempo para ocuparme del mundo. Luego perdí al hombre y a cambio hallé al mundo"

"Nosotros no vivimos en una auténtica cultura, lo nuestro es una civilización de masas, anodina, mecanizada y enigmática. Todos se llevan su parte, pero a ninguno le proporciona verdadera felicidad"

"Sólo obtienes algo de los libros si eres capaz de poner algo tuyo en lo que estás leyendo. Quiero decir que sólo si te aproximas al libro con el ánimo dispuesto a herir y ser herido en el duelo de la lectura, a polemizar, a convencer y ser convencido, y luego una vez enriquecido con lo que has aprendido, a emplearlo en construir algo en la vida o en el trabajo..."

"El artista no tenía miedo. Decía que si Dios existiera no podría ser tan cruel como para conceder la vida eterna a los hombres... Estos artista están todos locos de atar... Pero los burgueses sí que tenían miedo a morir, igual que a vivir. Por eso eran religiosos, parcos y virtuosos. Porque tenían miedo"

"Me di cuenta de que las personas no aguantan para siempre las situaciones en que las pone la vida... ni los individuos ni las naciones... Llega un momento en que alguien empieza a gritar que ya basta, que hace falta un cambio. Y es cuando la gente se echa a la calle y empieza a destrozarlo todo... Pero eso ya sólo es un circo. La revolución, la verdadera, ya ha ocurrido antes, en silencio, en el interior de las personas"


lunes, 23 de abril de 2012

¡Feliz día del libro!

"Hay quien no puede imaginar un mundo sin pájaros; hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua; en lo que a mí se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros"
 - Jorge Luis Borges

lunes, 16 de abril de 2012

"Las cosas que no nos dijimos" - Marc Levy

 

"Cuatro días antes de su boda, Julia recibe una llamada del secretario personal de Anthony Walsh, su padre. Walsh es un brillante hombre de negocios, pero siempre ha sido para Julia un padre ausente, y ahora llevan más de un año sin verse. Como Julia imaginaba, su padre no podrá asistir a la boda. Pero esta vez tiene una excusa incontestable: su padre ha muerto"

Tenemos una historia agradable, simpática y buena para pasar un buen rato, sin más pretensiones. Como dice en su sinopsis, este libro trata de una chica cuyo padre, ausente la mayor parte de su vida, muere. Y da la casualidad de que muere justo antes de que su hija vaya a casarse. 

Julia aplaza su boda, para acudir al entierro de su padre. Pero dias más tarde, recibe un paquete enorme en su casa... se trata de un androide a imagen y semejanza de su padre, que además contiene... digamos "el alma" de éste durante unos días. Y de ahí, podemos sacar el título del libro... porque padre e hija tienen entonces la oportunidad de "decirse las cosas que no se dijeron"... 

¿Os parece un tanto subrrealista? A mí me lo pareció... y de hecho, este punto...  me echó bastante para atrás. Pero bueno, seguí leyendo, porque me apetecía algo refrescante para evadirme y no pensar mucho, y tengo que decir que conforme avanza el libro se pone un poco más interesante. Julia viaja con su padre, y a través de ese viaje descubrirá cosas de él que desconocía, y también cosas de ella misma que necesitaba saber.

Pues eso, es una historia amena y entretenida, y sirve para pasar un ratito agradable. No me ha entusiasmado, pero no ha estado mal. 

Sí, lo sé.. estoy muy breve hoy... pero tampoco se me ocurre mucho más que decir sobre esta novela, así que ¿para qué enredarme más?

Buen comienzo de semana a todos!!! :-)


sábado, 7 de abril de 2012

"El club de la lucha" - David Fincher

"No somos nuestro trabajo. No somos nuestra cuenta corriente. No somos el coche que tenemos. No somos el contenido de nuestra cartera. No somos nuestros pantalones. . . Somos la mierda cantante y danzante del mundo"


Anoche, por fín, me decidí a ver esta peli... Bien es verdad que hacía años que me la recomendaban... pero me la recomendaron tanto, tanto... que yo no tenía ganas de verla nunca... Sí, lo sé... ¿Qué le vamos a hacer? ¡Soy el espíritu de la contradicción! (como siempre dice mi madre...).

El caso es que anoche volvieron a proponerme la peli, y esta vez, dije sí.



La historia parece sencilla al principio, tornándose a subrrealista conforme avanza la trama... y llegando a entender un poco el por qué de la actuación de los protagonistas al final...
Desde el principio está narrada por el personaje que interpreta E. Norton...  . Este personaje tiene una vida de lo más normal... un buen puesto de trabajo, una buena casa que va decorando con esmero gracias a la gran empresa de muebles escandinava, tiene dinero, .....así que en principio, no tiene motivos por los que quejarse, excepto uno. Padece de insomnio... y eso... le trae de cabeza, pero pronto encuentra una solución: acudir a grupos de apoyo para personas con enfermedades terminales....allí consigue relajarse, y llorar, y llorar.... Después de eso, es capaz de dormir como un bebé. Así que por un momento, encuentra paz en su vida, hasta que un día... aparece Marla. Marla ( Helena Bonham Carter), acude a estos grupos de ayuda sin padecer ninguna enfermedad. Es una intrusa, como él, y esto a él le atormenta, y no le permite relajarse y llorar, y por lo tanto, tampoco dormir... Al final deciden repartirse los grupos de ayuda, para no coincidir.

Después de esto, la trama se acelera. En un viaje de trabajo, nuestro narrador, conoce a Tyler Durden.. (Brad Pitt), e inician una extraña amistad. Es entonces cuando deciden crear "El Club de la lucha", que no es otra cosa que un club, donde unos cuantos hombres se reunen cada noche para pegarse. Visto así... parece un poco de película de Jean Claude Van Dame... pero nada más lejos de la realidad. Tras esa necesidad de violencia, de descargar agresividad, de ganar una pelea.. se esconden sentimientos muchos más profundos. Se esconde el deseo latente de desahogo de una sociedad perdida, absorbida por un mundo en el que lo importante no es quien eres, si no qué tienes. Una sociedad, que por medio entre otras cosas de la publicidiad, te hace pensar que sólo serás feliz si consigues todo lo que la publicidad te dice que tienes que conseguir: un cuerpo diez, un coche nuevo, un smartphone, unos calzoncillos Calvin Klein.... y nos sentimos profundamente desgraciados si somos incapaces de conseguirlas. Y cuando las conseguimos... no llegamos a ser felices, porque seguimos queriendo más... y más... porque nunca será suficiente.

En cierto momento ( y para no desvelar mucho más sobre la trama), el personaje Tyler Durden, nos hace ver que para poder apreciar la vida de verdad, tienes que tocar fondo. Tienes que empezar desde cero y quitarte de encima todo lo que no es absolutamente necesario.... que en realidad, es casi todo lo que poseemos....

La película es bestial, y la actuación de Norton y Pitt... colosal. Así que os la recomiendo 100%.

Eso sí... estad preparados para ver bastantes golpes, sangre, dientes rotos, más sangre... Y también para extraer multitud de frases, pensamientos, ideas... que os harán plantearos muchas cosas...

Ni qué decir tiene que me han entrado unas ganas horribles de leer a Chuck Palahniuk, autor del libro en el que se basa la novela.


"Veo mucho potencial, pero está desperdiciado. Toda una generación trabajando en gasolineras, sirviendo mesas, o siendo esclavos oficinistas
La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos y eso hace que estemos, muy, muy cabreados"



"Cuando despegue la exploración hacia el espacio profundo, serán las corporaciones las que dominarán todo; El IBM la Esfera Estelar, la Galaxia de Microsoft, el Planeta Starbucks…"





jueves, 5 de abril de 2012

¡No te salves!


Hoy os dejo uno de mis poemas preferidos... Lo reconozco, soy poco original.. es otro de mi querido Mario Benedetti....

¿Qué por qué? Porque me ha apetecido releerlo, y mientras lo hacía, pensaba que sería una buena idea compartirlo con vosotros. 


Mañana... jueves por fin!!! Feliz Semana Santa a todos!!!

¿Y vosotros qué? ¿Os salvais? ;-)

No te salves
No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo


lunes, 2 de abril de 2012

De vuelta...

Pues eso... lo he intentado... pero no he tenido más remedio que volver a la cruda realidad....

Sí... supongo que tengo eso que llaman síndrome postvacacional... Pero es que no es para menos después de haber disfrutado de una de mis mejores vacaciones de los últimos tiempos.

Estambul es, sin duda, una ciudad mágica.. no sólo por sus mezquitas y demás monumentos, que dicho sea de paso, son impresionantes... sino por un ambiente distinto que te envuelve nada más pisar la ciudad.



Han sido 7 días de no parar, de visitar todo lo visitable, también de pasar horas en las teterías, o curioseando en las librerías antiguas (ya pondré alguna foto!), tiendas,  regatear en el Gran Bazar, de impregnarnos del olor envolvente del Bazar de las especias, comer un bocata de pescado a orillas del Bósforo, quedarnos embobados en la entrada de la mezquita azul mientras anochecía y a la vez, oir la llamada a la oración, de tomarnos media hora para descansar en el sofá del Starbucks para poder seguir la marcha sin tener que volver al hotel :-),  echarnos unas risas rememorando el día, probar las delicias que te ofrecían en los diversos puestos callejeros... desde caramelos caseros, a mazorcas de maiz asadas, castañas, zumo de granada, de naranja, te...., y en definitiva... disfrutar de la ciudad al máximo.. eso sí, con muuucho frío!

Y bueno, después de desconectar totalmente, no queda otra que volver al trabajo. Y como no, el recibimiento... no ha sido de lo mejor.. para que me quede claro sin ninguna duda que la realidad es esta!!! En fin.... que llevo sólo un día... y ya estoy estresaíta!!! Claro que teniendo en cuenta, que trabajo en el sector de los viajes.. y que estamos en Semana Santa, que entre huelgas y quiebras de compañías aéreas esto es un follón... pues supongo que no debe sorprenderme.

Y sí... lo sé... la cosa está muy mal, y debo estar feliz por tener trabajo... y todo el rollo... (que es que ahora, con la crisis, no puede una ni quejarse un poco! :-)) Bueno... en mi defensa diré que soy autónoma, y que junto a una compañera de la universidad, vivimos desde hace 5 años, de un pequeño negocio... que una veces nos da alegrías, y otras muchas, dolores de cabeza. Así que es un poco, como ir en una montaña rusa... sobre todo cuando sólo escuchas malas noticias económicas, malos augurios, y que las soluciones que se dan a este mal momento son sólamente recortar derechos, y ahogar un poco más si cabe al trabajador y a los pequeños empresarios...
 En fin.... que creo que hoy.. como Ricardo Darín, en "El hijo
de la  Novia" ( y como a otra mucha gente a la que se lo vengo escuchando y leyendo últimamente)... me quiero ir a la mierda... (pero sólo un poco eh)


-¿Y cuál es tu sueño? 

-lrme a la mierda. No puedo más... Hice todo mal, tanto preocuparme por todo el mundo.
Tanto laburo para... ser 'alguien'... Al final, lo único que tengo es un restaurante que no le interesa a nadie... Tenía razón mi vieja... Me quiero ir a la mierda. No sé adónde, lejos, qué sé yo... México. Siempre soñé con México desde... no sé por qué. Estar ahí, yo y mi alma, ... 
..tirado todo el día, sin proveedores, sin cuentas, sin bancos, sin preocupaciones. Nada... Tener tiempo para leer... lrme a la mierda, sin que nadie me joda... Ese es mi sueño... 


(Siempre me ha encantado esta frase de la película...)

Diréis que menuda vuelta de vacaciones... que deben de haberme sentado fatal.. jeje. Pero para nada!! Aunque no lo parezca, soy  feliz :-) Y en realidad me siento bastante afortunada... lo que pasa es que a veces uno desearía que las cosas no fueran tan difíciles... pero bueno... supongo que entonces la vida sería mucho menos divertida.

En realidad, lo que pasa es que es Lunes.... y ¿qué otra cosa se puede esperar de un Lunes?