A TIENTAS

A TIENTAS

lunes, 23 de diciembre de 2013

¡¡¡¡Feliz Navidad !!!! -


A pesar de no ser yo una persona religiosa, Navidad es la época del año que más me gusta. No recuerdo una Navidad mala. 

Mis abuelos tenían un horno/panadería, que después llevaron ( y llevan)  mis tíos, y podéis imaginar el ambientazo navideño que se forma en torno a una panadería en esos días, sobre todo en aquellos años en que yo era una cría.Por esas fechas, los primos pasábamos las fiestas navideñas en casa de la abuela, ya que los papis trabajaban. Aún recuerdo esos días como algo mágico... 

La casa de mi abuela está encima de la panadería, por lo que merodeábamos a partes iguales entre la casa y el horno. Entre llandas de mantecaos, aguardentaos, (somos de murcia ;-)) tortas de Pascua, rollos de vino, cordiales, manchegos, pastelillos de cabello,...  pasábamos el tiempo. Lo mejor era cuando sobraba algo de masa, y nos la daban para hacer nuestras propias creaciones, usando los moldes o nuestra vena escultórica, sentados sobre los sacos de harina, y compartiendo una llanda para todos. La mayoría de las veces sobábamos tanto la masa, y hacíamos y desahacíamos nuestra obra como si aquello fuese plastilina, por lo que rara vez nos comíamos aquello. Era más bien arte.. jajaja. 

Cuando crecías, ya ibas a echar una mano en serio, y esto también molaba. Primero te dejaban hacer los agujeritos de los rollos de vino, luego cortar los mantecados con aquellos moldes, hasta ibas teniendo más maña y te dejaban rellenar y poner la tapa de los pastelillos de cabello de ángel.

Todo aquello con muchas risas, y con visitas continuas de vecinas y clientas que venían a cocer sus dulces de Pascua al horno, y por qué no decirlo, a pasar un rato. Ahora cada vez se compra más, se hacen menos dulces,  además tenemos muy buenos hornos en casa, y esa tradición se va perdiendo (aunque un horno de leña, siempre es un horno de leña).

Mi abuela nos compraba siempre una pandereta en el mercado a cada primo, de esas de plástico con el dibujito. Somos dos primas, y 8 primos, (yo soy la mayor) y no veaís la lata que llegábamos a dar con el aguinaldo... jeje.. y eso cuando no se nos unía mi abuelo, que toca el laúd en dos rondallas de mi pueblo. 
La cena de Nochebuena, y el día de Navidad, siempre lo celebrábamos en casa de mi bisabuela, que ya no está con nosotros. Chimenea, y un salón muy amplio. Un patio enorme  con una parte techada donde pasábamos horas jugando. No logro recordar qué cenábamos esas noches, sé que siempre había gambas a la plancha de primero, pero no recuerdo el plato principal. El día de Navidad, la tradición mandaba, y degustábamos el tradicional caldo con pelotas. Y de dulces, como podéis imaginar, andábamos sobrados.
Papá Noel no venía. Y sigue sin venir. A nuestra casa vienen los Reyes. (y mira que tampoco soy monárquica.. jajaja). Los días 4 y 5 de Enero, en el horno se hacía (y se sigue haciendo), el Roscón de Reyes. Al principio no se hacía relleno, con los años se ha ido añadiendo la nata, trufa, cabello de ángel, crema...  El día 5 de Enero pido el día libre en el trabajo, para ir a hacer roscones. Y ese día, volvemos a reunirnos algunos de los primos, mis tíos, mi abuela (que tiene 80 años pero está como una rosa la tía). 
Es un día divertido, aunque nos levantamos de madrugada y no paramos hasta la noche.... unos amasan, otros montan la nata, otros ponen los regalos, otros la fruta escarchada... Además somos extras de calidad! jajaja. Y sobre todo, pasamos un día estupendo en familia. Los Reyes, vienen a la mañana siguiente. 

Mis padres y mi familia en general, nos han hecho creer en la magia de los Reyes Magos, montando siempre alguna historia (vestir a alguien de Rey Mago, ponernos carbón a todos en la panadería y luego encontrar que los regalos estaban en casa de la bisabuela, levantar a mi abuela a las 2 de la mañana, grabándola con una cámara de vídeo, para decirle que habían llegado los reyes, y el regalo estaba en el descansillo de la escalera.. ). El día de Reyes siempre ha sido un día increíble para los niños. Yo me acostaba con esos nervios en el estómago después de poner la leche para los Reyes  y el agua para los camellos, y desde bien temprano empezaba a dar la tabarra: "Maaamaaaaaaá, ¿han llegado ya los reyes?". Y mi madre: "¡No! y como te vean con los ojos abiertos se dan media vuelta y se van" , y entonces yo, los apretaba muy fuerte. 

Después todos a casa de la Bisabuela, y cuando ésta nos dejó, a la de la abuela. Allí estaban el resto de regalos y pasábamos todo el día disfrutándolos con los primos. Hemos disfrutado los juegos con alguien de nuestra edad siempre, y eso era genial. Y entre regalo, y regalo, a desayunar churros caseros de la abuela con una buena taza de chocolate.

Ahora, que casi todos mis primos están creciditos, y de momento no ha llegado la siguiente generación, hemos querido mantener ese día, pero con ese juego del "amigo invisible". Así que ya creciditos como estamos, esa mañana todo el mundo, (después de ver que han puesto los reyes en su casa)  va a casa de la abuela a desayunar churros con chocolate y a ver "qué han traído los reyes". 

Así que por esto, y otras muchas cosas, me encanta la Navidad. Y espero que cuando tenga niños, si los tengo, la vivan un poco con esa magia...  Estos últimos años, ya vamos teniendo sobrinos por parte de la familia de mi chico, así que hemos vuelto al mundo juguete, que también mola. Y a ver a niños sonriendo, esperando que vengan por fin los Reyes. Y también me encanta.

Y también me gusta la Navidad por las reuniones de amigos, por el sonsonete de los niños de San Ildefonso, por el turrón blando, por la noche de fin de año, por la organización de la cena de Nochebuena, por las tonterías que organizamos mis primos y yo para esta noche, por la risas, por la ilusión de los regalos, por la nata del roscón, por las compras navideñas, por montar el árbol (desmontarlo es otra historia), por las películas  navideñas, por Love Actually y Mujercitas, y por "Qué bello es vivir",... 

Aún me quedan muchos más recuerdos de esas fechas, en distintas épocas... pero hoy me ha dado por escribir estos. Más para mí que para vosotros. Para que no se me olvide. Y eso que sigo enfadada, y un poco triste, pero más enfadada que triste... porque mirar twitter o las noticias, te hace bajar la cabeza y quedarte pensando en lo poco a poco que se está produciendo un cambio en este país. Un cambio que no se nota, pero que si se mira desde la distancia de hace algunos años... te produce un escalofrío. Y desconcierto. Y cierto miedo, por no saber qué será lo siguiente. Y sobre todo, miedo porque si miras alrededor, no encuentras donde agarrarte. 

Pero mañana es Nochebuena, y estamos en Navidad, mi época preferida del año, (aunque, como he dicho, no sea católica). Me gusta por la tradición, y por lo que significa en mi familia, por esos ratos que vivimos y que por un momento nos hace olvidar lo que cada uno tiene encima.

Yo quiero que pase pronto 2013. Puedo asegurar que ha sido uno de los peores años que recuerdo. Con mucho. Pero aún así, he tenido momentos muy buenos. Y bah..! que leches! El balance es positivo.

Espero que todos, paséis estos días de la mejor forma posible, tanto si sois navideños, como si pensáis que todo esto es un tinglado comercial, como si no sois católicos, como si os aterran los villancicos, o el anuncio de la Lotería de Navidad, como si no os gusta porque creéis que os sentís obligados a ser felices en estas fechas... disfrutad del día de fiesta, disfrutad de un día diferente con los compañeros de trabajo si trabajáis, disfrutad estos momentos bonitos, disfrutad de la familia o amigos que hace tiempo que no véis, disfrutad de  las sonrisas de vuestros hijos, nietos, sobrinos, cuando piensan en Papá Noel, o en los Reyes Magos, disfrutad de un rico dulce navideño sin remordimientos, brindad con vuestra gente, distraeros mientras encuentran o no encuentran a Chencho, e intentad olvidar un poco esos problemas que os agobian... (lo sé, a veces no es fácil, nada fácil)... pero hay tanto días amargos a lo largo del año, que no está mal que te endulcen alguno con un poco de turrón de chocolate... digo yo.

Perdonad el tocho.. no pretendía extenderme tanto. Y perdonar la forma... lo he ido escribiendo conforme pasaba por la cabeza. 

¡Felices fiestas a tooooodos!!! De corazón! 

¡Y sed buenos! No olvidéis que:











lunes, 16 de diciembre de 2013

"Perdida" - Gillian Flynn


Sinopsis: Una mujer desaparece el día de su quinto aniversario, ¿es su marido un asesino? En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, Nick insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es un asesino?

Si tenéis un ratito, y ganas de pasarlo bien con un buen thriller psicológico, leed Perdida. Se le rápido y fácil, engancha, y no es la típica historia de mujer desaparecida. 
A mí me encantan este tipo de libros en los que juegas a ser detective, pero éste además, es la risa... 
Los personajes son diferentes a lo que solemos encontrar en libros de este estilo. La autora nos hace un retrato muy bueno tanto de Nick como de Amy, por lo que nos encontramos con unos personajes muy bien perfilados, a los que llegas a conocer por dentro y por fuera.

No se me ocurre qué decir sobre el libro, sin tener que desvelar mucho la trama. Contaré que es uno de esos libros en los que la historia se cuenta a través de los ojos de varios personajes, una historia con giros (aunque no tantos como en el de Harry Quebert, otro de los best sellers del año) y sobre todo con una carga psicológica importante. Importa más cómo son y se comportan los personajes y lo que nos cuentan acerca de sus vidas, que el misterio en sí. 

Una vez que lo empiezas te dura nada. Los que prefiráis esperar a la peli, deciros que ya hay proyecto cinematográfico en marcha. El prota va a ser Ben Affleck (yo empiezo a preguntarme si hay pelicula que no vaya a dirigir o protagonizar Ben Affleck). 

Feliz lunes! 

martes, 10 de diciembre de 2013

"La sonrisa de las mujeres" - Nicolas Barreau


Hoy os traigo una de esas novelas para una tarde de invierno en la que no queremos preocupaciones, sino pasar un buen rato sin pensar mucho.

Sinopsis: "En París, de vez en cuando, llueve a cántaros y sopla el viento del norte tan fuerte que parece no haber resquicio donde refugiarse. Como cuando las borrascas llegan al corazón y no sabemos cómo ni dónde esperar a que escampe.Para Aurélie las casualidades no existen. Una tarde, más triste que nunca, se refugia en una librería y en un libro. Arrebujada en sus páginas, Aurélie reencuentra la sonrisa que creía haber perdido para siempre. Y muchas cosas más"

Pues eso. Aurélie está chunguilla tras dejarlo con su chico y sale a pasear sin rumbo por la ciudad donde vive, París. Por casualidad entra en una librería, donde encuentra un libro que se llama "La sonrisa de las mujeres". Tras hojearlo, descubre que la protagonista es ella misma. Y si no es ella, se le parece bastante. A partir de ese momento intentará conocer al autor de libro, un misterioso escritor del que apenas se sabe nada. 

Ya os digo que la historia es muy muy predecible. Pero aún así, te deja buen sabor. Como una de esas comedias románticas americanas. 

En cuanto al autor, como curiosidad decir que esto es lo único que he podido encontrar:

Nicolas Barreau (París, 1980), de madre alemana y padre francés, estudió lenguas románicas y literatura en la Sorbona. Durante un tiempo trabajó en una librería de la Rive Gauche hasta que finalmente se dedicó a escribir.
Le encantan los restaurantes y la cocina, cree en el destino, es muy tímido y reservado y, al igual que al escritor protagonista de La sonrisa de las mujeres, no le gusta aparecer en público.
Sus tres novelas, publicadas originalmente por una pequeña editorial alemana, han conseguido un gran éxito, especialmente La sonrisa de las mujeres, que se ha convertido en un verdadero fenómeno editorial en Alemania y en Italia, donde ha permanecido durante meses en la lista de los libros más vendidos. En breve, se convertirá en película.

Y esto otro en Wikipedia:

La falsa identidad del autor ha sido denunciado por el periodista Elmar Krekeler en un artículo publicado en Die Welt que analiza la tendencia de las editoriales alemanas para crear autores de ficción para publicar nuevas novelas escritas sobre la base de análisis de mercado [2] . Según el escritor Norbert Krüger , el personaje de Nicolas Barreau fue creado por el editor a explotar el beneficio del público recibidos por los autores franceses en Alemania 

Y ya no me queda claro si Barreau existe, pero es tímido y misterioso.. o no existe y es una creación de la editorial, y no sabemos quien escribe, o lo de wikipedia es un guiño a la novela, o... yo que sé. El caso es que después de leer lo de la wiki.. he buscado videos, fotos.. y la única foto que he encontrado es la de la contraportada.

Si alguien está enterado, que me lo cuente. Por pura curiosidad, vaya.