A TIENTAS

A TIENTAS

lunes, 24 de febrero de 2014

#OperaciónPalace

Hoy estoy que lo tiro. Dos post en un día... Estoy más rompedora que Jordi Évole anoche.

Lo del experimento del falso documental sobre la verdad de lo ocurrido durante el 23 de Febrero de 1981, me ha hecho pensar. Gracias Jordi, hasta anoche, nosotros, los mortales comunes no sabíamos cuestionarnos nada, ni pensar por nosotros mismos. Eres un genio del periodismo, sin duda. Necesitábamos tanto tu falso documental para salir de este mundo de mentiras y cortinas de humo... Necesitamos intelectuales como tú que nos muestren la realidad,... #NO

No, no y no.

He visto en varias ocasiones el programa de Jordi Évole. Sobre todo al principio, me parecía un gran programa. Después ya me parecía siempre lo mismo, y el presentador se me estaba atragantando un poco. Esa naturalidad empezó a parecerme impostada. Siempre lo mismo, los mismos tonos, la cara de niño bueno... Empezó a parecerme cada vez menos interesante, sus preguntas poco arriesgadas y más o menos más de lo mismo, pero con otra estética. Supongo que pasa con casi todo lo que triunfa en la tele. También es cierto que cada vez soy más escéptica, cada vez veo menos programas de política o telediarios porque me parece todo demasiado dirigido, demasiado falso, demasiado poco objetivo... De casi todas las noticias me entero por internet (que tampoco digo que sea lo más, pero pierdo menos el tiempo) Veo a todos los medios tan dirigidos (incluso a los que se acercan más a mis ideas), que me enfado viendo la tele. Y la verdad, no me apetece.

Ayer durante todo el día la gran noticia de los iformativos, si hacías un poco de zapping, fue la caída de Whatsapp durante 4 horas. Y así. Mañana será... "La caída de Whatsapp ocupó gran parte de la información emitida ayer por periódicos y televisiones, empañando incluso otras noticias más importantes, como la situación en Ucrania ¿nos deshumanizamos?", y pasado mañana "¿Sómos adictos a Whatsapp? E irán a los hospitales en busca de alguien que hubiese sufrido un ataque de ansiedad por quedarse sin la aplicación. Y más tarde harán documentales.. "La noche en que el mundo vivió sin Whatsapp" Y en esto, más o menos, es en lo que consiste el periodismo de nuestros días. (Bueno, así lo veo yo)

Anoche, mientras montábamos un mueble de la cocina, pusimos la Sexta. Allí empezaba un documental sobre la verdadera historia del 23F. Yo pensaba que le habían dado mucho bombo, y que al final se nos diría alguna información que no sabíamos y tal. Pero empieza con lo Garci y "Volver a empezar", y reconozco que me picó la curiosidad y me senté. Pensé que empezaba con un tono muy sensacionalista, pero luego me dije "bueno, lo habrán rodado con los de "Equipo de investigación". Total que empiezo a verlo, y claro... fiesta en mi móvil.. (Whatsaap y twitter ardiendo).. ¿Esto es verdad? Parece del Mundo Today, Guerra de los mundos, gente que lo creía más, otros menos... Desconcierto general. Por supuesto hay gente que no se lo creyó en ningún momento, y otra que borró sus tuits donde decía "qué fuerte". Yo reconozco tuve mis momentos de desconcierto. Es cierto que era un montaje bastante burdo, pero joder... repito.... La Sexta también emite "Equipo de investigación". Pensé... "es una broma o experimento televisivo... " Pero me fallaba un punto ¿con qué fin? No entendía que un programa que emite normalmente un programa sobre actualidad (se supone que siempre basándose en la verdad), hiciera algo así. Y que participaran periodistas de renombre. Claro que estaban tan relajados y sonrientes que dejaban claro que era todo bastante falso, metiendo notas de humor inteligente. Yo decía todo el rato ¿para qué bromear sobre un tema así? Confiaba en que tuviera una explicación.

Pero no. La explicación es que dudemos de todo lo que nos cuente la tele. Tócate las narices. Entonces vuelvo a twitter y leo una alabanza tras otras... "hito del periodismo" "increíble évole", "¿cómo hay gente tan tonta que se ha creído eso?" "Gracias Jordi por enseñarnos a dudar" "Los que se enfaden por esto, no se enfadan cada día cuando se las tragan dobladas en los informativos".

Y me partí de risa. Así lo digo. O sea que Jordi y estos periodistas cómplices bajan de su pedestal de sabiduría y nos enseñan a cuestionar. Y su legión de fans incondicionales lo aplauden. Pero claro, no cuestiones a Jordi Évole. Porque si lo cuestionas o pones en duda la necesidad u originalidad, o brillantez periodística del espectáculo de anoche, pues eres tonto. Y si te lo creíste, mucho más tonto. Pero Jordi siempre dice la verdad, y además si te engaña después te dice "pero yo luego te digo que es mentira. Los demás no". Y se queda tan ancho. Y sus admiradores limpiándose la baba y retuiteando la frase.

Pues puestos a cuestionar, cuestionemos que La Sexta, La Razón y Antena 3 tienen los mismos dueños. Y oye, lo hacen bien, tienen productos para 3 segmentos de público (izquierda, derecha y centro). Y oye que quieres ver como ridiculizan a Zapatero, te compras la Razón, que quieres ver como se ríen de Rajoy, pon la Sexta. Es todo tan artificial en el mundo del periodismo, que la gente se cree ya bastante poco. Y los que se lo creen se lo seguirán creyendo a pesar de la patochada de anoche.

Si el falso documental este de anoche, lo hubiese hecho Intereconomía diciendo que el golpe de Estado o el 11M fue obra de no se quién... ¿también los llamaríamos genios? No creo.

Dicen que fué increíble conseguir que la gente lo creyese por unos minutos. ¿Si Pedro Piqueras dice hoy en el informativo: El rey ha muerto. Primero pensarás... ¡vaya, ha muerto! Luego te dice. "Era broma". Pues dices.. ah! Pero al principio te lo crees, porque no es el día de los inocente, porque Pedro Piqueras nunca ha gastado una broma que tú sepas, y porque es un medio en el que confías. No tiene ningún mérito. Si lo de anoche se hubiese emitido en el Hormiguero, pues ni dudas. El único mérito que tiene Jordi es que su programa era un programa de información veraz. Y los espectadores no esperaban encontrar una broma. Es todo.. No comparemos con Orson Wells. El avisó de que lo que iba a contar, no era real, antes de emitir.

Cuestionemos por qué hicieron esto anoche Jordi y su equipo. ¿qué se ha ganado con esto? Yo os lo digo:

-Autobombo que te cagas para Évole y la cadena
-Audiencia
-Repercusión social en los medios
-Repercusión en redes sociales
-Angustiar a mucha gente. Porque sí, señora Susanna Grisso, sus amigos sólo creyeron durante los primeros minutos que fue mentira, hasta que salió no sé qué de los catalanes y entonces cayeron. Pero hubo muuucha gente que lo creyó. Digan ahora lo que digan, hubo muchos padres mayores que vivieron esos días con angustia que llamaron a sus hijos angustiados, gente jóven que pasó zapeando, gente sin estudios, poco preparada, y también gente con estudios que aún esta mañana cree que es verdad. Porque anoche se hizo una labor de desinformación. Eso es lo que básicamente sucedió.
-Se frivolizó con un tema que para mucha gente es importante, durante el que mucha gente lo pasó mal, muy mal. Y ni me gusta ni me gustará que se frivolice con algo así.
-A mí personalmente me ha servido para ver que la gente no se cuestiona nada. Eso es cierto. Si lo hace Jordi Évole es genial e inteligente, y si lo hubiese hecho la Primera, una burda manipulación para desinformar. Y así nos va.

Yo propongo un experimento así. Que un día un medio de derechas haga un programa ideado por uno de izquierdas y viceversa. A ver que pasa.



30 comentarios:

  1. No he visto el programa, pero me gusta la idea que propones al final, a mí también me gustaría ver eso. Un besiño!

    ResponderEliminar
  2. Bueno no pude ver el programa así que me perdí totalmente el programa de Évole...Coincido contigo en que al principio me gustaba más que ahora y no sé hasta qué punto habrán conseguido lo que querían con su "Experimento". En cualquier caso, buscaré el programa en internet para verlo..

    ResponderEliminar
  3. Buenas!!, te noto encendida (quizá demasiado) con el tema de Évole... yo no me lo tomo tan a pecho. Mira, hace unos años vi un documental donde el mismísimo Henry Kissinguer aseguraba que el gobierno americano había encargado a Stanley Kubrick el rodaje de una película donde unos astronautas americanos llegaban a la Luna. Durante una hora me hicieron creer, gente muy importante, que la llegada del hombre a la Luna había sido un montaje, pues se explicaba con pelos y señales, hasta que al final, se descubría el pastel y se confirmaba que todo había sido una ficción para que la gente pensara. No hubo una reacción de los americanos en contra de nadie. No pienso que sea cuestión de elogiar o hundir a Jordi Évole, pues todo eso que tú dices que pretendía, lo ha conseguido... para prueba tu post: has escrito sobre él.
    Este es el negocio y es un negocio que me crispa hasta el extremo. No creo que venga mal una crítica al cerebro pensante de los españoles porque, aunque como tú dices, no necesitas a nadie que te diga que los medios engañan, pero te puedo presentar a más de uno y a mas de dos, que solo creen lo que dicen sus líderes mediáticos (ya sea radio o tv).
    A mí no me van a manipular ni la Sexta ni los de 13tv. Son tan rancios y destrucyivos como sus seguidores les permiten, es así.
    De todos modos, difiero contigo en un planteamiento. El 11-M trajo muchísimas víctimas, y ya se ha politizado bastante (aunque algunos sigan dando por saco); no sería lógico, ni ético, ni necesario usar ese argumento para un falso documental.
    En lo demás, totalmente de acuerdo contigo.

    Un besico.

    ResponderEliminar
  4. Ahora mismo están hablando de eso en la sexta en el debate de Al rojo vivo. No vi el documental pero en Cuarto Milenio también hablaron mucho del tema y dieron muchas opiniones distintas y mucha información que yo por lo menos nunca había oído.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Lo que hizo Évole ayer bien puede clasificarse en el marco de una operación psicológica de refuerzo de la monarquía y del sistema actual en el que la democracia brilla por su ausencia y somos machacados a impuestos para mantener los privilegios de una casta política intocable. Para muestra, los diversos comentarios que podían leerse en las redes sociales ridiculizando a los que ponen en tela de juicio la versión oficial de lo que ocurrió aquel día y que sirvió para cimentar las bases de lo que es el estado hoy. Solo hay que ver el elevado número de personas que se declaran "juancarlistas" por haber sido este el "salvador de la democracia".

    La gente que no ha dudado en su vida no va a hacerlo por ver una hora de televisión. Pretender lo contrario es absurdo. Me río de quien diga que la televisión es un medio de comunicación. Es un medio de entretenimiento y muy malo además.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Yo vi el documental y no voy a negar que al principio me lo creí, precisamente porque esperas que de un programa que busca desentrañar ciertas mentiras, habrá hecho una investigación del tema que trate. Pero vamos, creo que entendí lo que querían transmitir. Piensa que han pasado más de treinta años desde el fallido golpe de estado y ya se ha diluído en la memoria de quienes lo vivieron. La lástima, y es donde abundaba el programa, es que todavía no se pueda consultar nada del juicio, como si a estas alturas nos fuésemos a llevar las manos a la cabeza. La sociedad española ha evolucionado mucho desde entonces, pero nos siguen tratando como borregos y en ese sentido Évole tiene toda la razón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. No vi el programa, y tampoco he tenido problemas con Wasap, ya que debo de ser de las pocas personas que no tienen internet en el móvil. Lo que sí he visto es mucho revuelo esta mañana por lo de Jordi Évole, lo que demuestra el poder que tiene la televisión en nuestro país. Se considere bien o mal lo que emitieron anoche, muchísima gente está hablando de eso, y está claro que, como tú dices, ése es el verdadero propósito de La Sexta. Personalmente, no creo que tenga tanta importancia lo que hicieron; la televisión es lo que es, un medio para el entretenimiento de las masas (y en ocasiones para el adocenamiento) que a estas alturas no va a enseñar a pensar a nadie. La prueba está en el bombo que se le está dando en todas partes a un simple programa televisivo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo q para mucha gente q sufrio el 23 f sí tiene importancia. Y jordi evole no nos trata como borregos?" voy a hacer un documental falso y luego te.digo q es para q pienses x ti mismo y me aplaudes xq soy un crack".
    Para mi no todo vale, ni en la tele siquiera.
    Pero es cuestion de opiniones.
    A mi me recuerda al traje nuevo del emperador. Todos lo alaban porque es el. Pero si lo hubiese hecho La PRimera....madre mia!

    ResponderEliminar
  9. Yo no lo ví pero sabía que lo daban... a ver si lo ¨pesco¨ y lo veo, que aunque ya no tenga esa gracia, al menos podré decir que lo vi :D

    besos!

    ResponderEliminar
  10. Geeeeenial, así ha sido tu entrada. Coincido totalmente contigo, me pareció una broma de muy mal gusto.

    ResponderEliminar
  11. Estoy muy de acuerdo con tu punto de vsita

    Respecto a Évole al princpio tuvo ese punto tocapelotas de ir a preguntarle a Batasuna y al PSOE lo que nadie le había preguntado antes ( porque al PP ya se lo hacen desde el Caiga Quien Caiga ), que me gustaba. Ha ido perdieno frescura y en muchos casos va poco más allá de lo que irían un Wyoming.

    Respecto al montaje de ayer, lo empecé a ver ya comenzado, y al principio lo creí pero en cunato vi a Garci y la chanza general , vi por donde ibna los tiros. Coincido en que no es razonable. Si vendes información hacer humor no te beneficia, igual que a los humoristas o les beneficia cuando se ponen a hacer potlítica.

    Lo curioso es que seguro que muchos de lso que participaron en la chanza sí qeu saben cosas diefrentes, una oportunidad perdida para aclarar el papel del Rey y otros aspectos oscuros de la charlotada

    ResponderEliminar
  12. Aún a riesgo de parecer un "perro verde", te tengo que reconocer que no tengo televisión, ni la miro por internet (que si tengo), así que suelo estar totalmente desconectada de este tipo de programas. Las noticias las escucho en la radio y lo importante de verdad lo quieras o no se termina sabiendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Empecé a ver el programa y me puse una serie en el ordenador. Con eso te lo digo todo. No puedo con Évole, tiene algo que no me convence, no me gusta su "cercanía"... De lo de wasapp no me enteré y a mí alrededor no he oído ninguna conversación referente al programa de ayer; así que supongo que no le habrán dado mucha importancia. Pero sí te digo que ese tío me cansa, y no me gusta su forma de entrevistar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Al mundo del periodismo creo que le hizo un flaco favor y a sí mismo también, que ahora nos va a costar creer sus entrevistas o reportajes. Al mundo del show sí que le ha hecho un gran favor, que hoy no se habla de otra cosa. Quizás si no hubieran estado toda la semana anunciando que iban a dar información no vista hasta ahora, nadie se hubiera sentido engañado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Yo sí me lo creí y caí como una pardilla pero bueno es que estaba bien hecho. El comentario sobre la duda de Adolfo Suárez en una entrevista del año 95 hablando de aquel día me convenció de que todo era cierto. Eso es tirar de hemeroteca a lo bruto y quebrarse la cabeza. Eso sí, te doy la razón en que se trató un tema que preocupó a muchos españoles y que lo pasó bastante mal. Y yo decía, pero ¿y Tejero? Ese desgraciado arruinó su carrera por convertirse en una marioneta de los demás y se lo pagan con 23 milllones.... Alucinada me quedé. Entiendo el mensaje que quisieron dar pero creo que, cuando todo pase, las aguas volverán a su cauce y volveremos a creer todo lo que nos digan. Besos

    ResponderEliminar
  16. Me gustó, no me lo creí aunque siempre te queda una duda de segundos congelados, pero sobre todo me gustó lo mucho que aprendí después de la gente.

    No sé que pretendía Evole al hacerlo, además de encontrarse en el momento de poder hacerlo, pero es interesante las muchas vias que abre; desconfianza, humor sobre el dolor...

    Curioso experimento, aunque eso de ser rata de laboratorio...no termina de gustarme.

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. No me enteré de que wasap se había tomado vacaciones ni vi el documental (Dior, yo sí que estoy desinformada!) pero me parece que quien a estas alturas no sepa que los medios están totalmente manipulados, simplemente es cortit@. Y respecto al tal Jordi Évole (no puedo opinar mucho porque nunca he visto su programa) ¡respect! es el Punset del periodismo... el que sabe que no importa lo mucho que sepas, sino que la gente crea que sabes, que eres bueno, que eres el puto amo. Vamos, que se ha ganado la fama y ahora todo lo que haga es un genio...
    (espero que se entienda el tono irónico... :P)
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me enteré de lo de wassap xq habíamos quedado unos amigos y uno no llegaba. No fue para tanto, pero me sorprendió que lo dieran como noticia en los informativos del mediodía.
      Un besito!

      Eliminar
  18. Pues no coincidimos esta vez demasiado, Saramaga. En una cosa sí: la comparación con Welles es odiosa en muchísimos sentidos.

    A mí sí me gustó la apuesta de Évole. Veo el programa a veces porque me gusta el formato, me gusta que haya programas que vayan un poco más allá y hagan reflexionar y el de Évole, al margen de la ideología política, suele conseguirlo.

    De hecho, creo que quizás el de ayer fuese de los menos "políticos" que recuerdo. No creo que la intención estuviese ahí. Más bien en hacernos ver lo sencillo que es "documentar" una ficción, aunque sea bastante disparatada, y disfrazárnosla de verdad. Lo interesante hubiese sido ver qué habría pasado si, al final, no nos cuentan que todo es mentira.

    Y, desde luego, todo el revuelo que se montó me dejó la sensación de que simplemente hay temas que no nos gusta que se toquen. Algo que desde el punto de vista crítico no es exactamente una buena noticia. Desde luego, el 23 F no fue la mentira que nos contó Évole. Pero estoy convencido de que tampoco fue como nos lo contaron. Si la frivolidad de ayer sirviese para sembrar la duda y la crítica, sería bienvenida, pero me da la impresión de que no lo ha conseguido.

    No creo que haya que poner a Évole en un pedestal como han hecho muchos. Pero merece ese reconocimiento de haber hecho algo un tanto distinto a lo que acostumbramos a ver. Eso y lo arriesgado de esa apuesta. Ayer ha ganado todo eso que dices: audiencia, repercusión y bombo. Pero también ha perdido. Ha perdido en credibilidad, al menos me dejó esa impresión. Algo nada bueno para un periodista, peor aún si te llamas Jordi Évole.

    Besines!

    ResponderEliminar
  19. Jajajajaja que te me prendes fuego!!! estoy muy de acuerdo con FeoMontes, yo también vi aquel falso documental de la llegada del hombre a la luna y me pareció fantástico y sorprendente que me pudieran engañar de esta manera. Tendemos a pensar que todo lo que sale en la tele es cierto, cuando es justo lo contrario.
    No hay que olvidar que esto es un espectáculo, y Évole, al igual que Orson Wells, solo quería llamar la atención, sin más. Y vaya si lo consiguieron.
    Por mi parte, felicitar a todo el equipo de Salvados por semejante oda al engaño.
    Mis respetos.

    ResponderEliminar
  20. Gracias todos por comentar, a los que estáis de acuerdo y a los que no.
    Por supuesto, jordi nos ha dado de que hablar, pero hemos hablado de él y de si está bien lo que hace, y no de cuestionarnos nada. Así es como yo lo veo.
    Adrián, dices que es espectáculo. Entonces que no me justifiquen la broma diciendo que quieren enseñarme a cuestionar.
    Rober, yo cada vez más le veo más artificial y más pagado de sí mismo a Évole. Me gustaría pensar que es lo que quiere representar, pero no.. .y lo de ayer.. si hubiese sido sobre otro tema no me habría importado. Pero un tema que dolió a mucha gente.. no. Me dejó mál cuerpo.

    ResponderEliminar
  21. Yo no lo vi así que no puedo opinar, pero creo que fue una tomadura de pelo a la gente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Pues mira, a mí me ha gustado más tu post que el programita de marras. Reconozco que solo vi un trocito y me pareció tan surrealista (no sabía de qué iba) que pensé "Al Évole se le ha ido la olla" y cambié de canal. Luego leí que había sido algo en plan parodia. En fin...

    ResponderEliminar
  23. No lo vi así que no que no puedo dar mi opinión en ese sentido. De todas formas, tampoco ha inventado nada nuevo. Creo que lo estamos endiosando demasiado a este hombre. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  24. Pues yo debo estar menos enganchado de lo que creo, porque de lo del Whatsapp me enteré el domingo.
    Y el programa de Evole no lo veo casi nunca. El tio me hace gracia, pero hace mucho que dejé de considerar TV como fuente de información. Ahora sólo veo Clan. Para enterarme de lo que pasa en el mundo, espero a que me lo cuenten. Y luego investigo.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Yo no veo la Sexta ni cualquier canal politizado por estas cosas. Ya nos quieren engañar y tomar el pelo como les viene en gana. Ya me busco yo mis medios para encontrar información fiable.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. A mí tampoco me pareció bien. Aunque tengo una buena idea de fondo, para hacernos pensar y eso, no me parece que fuera necesario tanto teatro. Tan exagerado. Como dices: quien no se lo iba a creer, si nos fiamos de Évole. El caso es que incluso a dicho que lo volvería a hacer y que no cree que sea la última vez que lo haga. Me pareció absurdo -y eso que yo no vi el programa el domingo, sino la repercusión del después-. Y también concuerdo contigo en que Salvados era mucho mejor en sus comienzos que ahora.

    ResponderEliminar
  27. No me gusta ver la televisión y no me gusta el sensacionalismo. Este programa me pareció un ejercicio de ego, se hablaba más de Évole que de lo que habían dicho en el programa
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Creo que le damos demasiada importancia a algunas cosas, los periodistas se han vuelto creadores de opinión y encima son tremendamente corporativos, digo esto porque se rasgan las vestiduras cada vez que van a cubrir una información de un desastre mientras ellos tienen billete de vuelta y comen solomillo, ni me creo todo lo que dicen ni les hago caso, hice hace mucho tiempo el ejercicio de leer dos periódicos muy distintos casi a diario y de no haber tenido sentido común me habría vuelto loco, es evidente de que yo "cojeo" de la pata izquierda y que me siento más cómodo escuchado a Gabilondo (por ejemplo) que a Maruhenda, pero de ahí a concederle la potestad de decidir mi destino o mi opinión va un enorme trecho, tengo que reconocer que Évole ha supuesto un soplo de aire fresco en el gremio y algunos de sus programas me parecen muy arriesgados y valientes -el del metro de Valencia por ejemplo- pero también puede hacer patochadas-.
    Un besote y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  29. No ví el programa pero por supuesto me hablaron luego de ello. Y sí, si tienen que venir ahora a decirnos que cuestionemos todo lo que se publica, escribe en internet o sale en la televisión ¡Vamos dados!

    ResponderEliminar