A TIENTAS

A TIENTAS

lunes, 5 de mayo de 2014

Un post pelín negativo...



Hoy es lunes después de unos días de fiesta , y no estoy lo que se dice a tope de energía, por eso os aviso desde el principio que este va a ser un post negativo. Pue eso.

1.Negatividad lectora:
Empiezo con una de mis últimas lecturas, ¿o debería decí no-lecturas? Se trata de la novela de Anne Holt, 1222. La gané en un sorteo en el blog de bolzano, y me puse muy contenta por dos motivos: 1.Me gusta ganar cosas 2.El argumento me parecía muy atractivo: Un grupo de viajeros deben refugiarse en un hotel de montaña al descarrilar el tren en el que viajan a causa de una tormenta de nieve, y entonces se produce un asesinato, y nadie puede salir del hotel, y todo eso... o sea, novela de misterio de toda la vida, a lo Agatha Christie, como comparan en la contraportada mencionando la célebre "Diez negritos".



PUES NO. No entiendo por qué la comparan con Agatha Christie, ni lo de "thriller del año en Noruega". Por lo visto, debío ser aburridísimo ese año lector noruego.

En serio, y perdonad aquellos a los que os haya gustado, pero con todos mis respetos, es un rollo total. Para empezar la protagonista, desde cuyo punto de vista está relatada la historia, es odiosa. Sosa, aburrida, malhumorada.... se pasa el día reflexionando y contando una y otra vez las mismas cosas evidentes... y cuando habla con alguien sobre un caso, y están a punto de contarle algo interesante.. pum! algo pasa y te quedas a medias. Y así todo el tiempo... aburrido, aburrido, aburrido... Llegué hasta la página 150 o así.. no recuerdo bien, y ya no pude más. Ni siquiera tenía interés por saber quien era el asesino! Sólo quería que acabase pronto. El caso es que ya me salté un montón de páginas, hasta llegar a cuando reune a la gente para contarles que pasó, y descubrir al asesino para que todos digan ohhh!! .. . Yo ni siquiera dije oh! Y además, me di cuenta de que podía leerse la novela perfectamente, obviando el montón de páginas que me salté. Podría haber escrito 10 páginas, y todos habríamos sido felices. Bueno, a lo mejor solo yo, pero dejad que sea egoísta.

No voy a volver a leer a esta mujer, creo que está claro. Me gusta la novela de misterio de vez en cuando, pero necesito que me entretenga. Y esta novela no lo hace.

2.Negatividad de compras

Por otro lado, me he comprado ya los zapatos para el verano. (Sí.. ahora estoy hablando de zapatos). En realidad son unas sandalias, con cuña, pero no excesiva. Tengo mucho calzado de verano, pero cada año me compro unos de diario, cómodos pero monos, en los que invierto un poco más de pasta y que son mi calzado principal de estas fechas, porque voy en bus al trabajo, ando bastante y necesito ir cómoda.

El caso es que la semana pasada encontré los de este año. Los compré y los estrené para ir al trabajo. El segundo día me dí cuenta que la sandalia del pie izquierdo me quedaba más suelta, e iba un poco incómoda. Entonces comparé un zapato con el otro, vi que eran el mismo número, la suelas eran del mismo tamaño.. y que las tiras de la hebilla de el zapato izquierdo eran más grandes que las del derecho. Suspiré. Odio cambiar cosas en las tiendas una vez las he comprado, pero además esto era cambiar algo usado. Total, que después del trabajo me voy para el centro comercial donde las compré.. y le cuento mi problema con tranquilidad, mi mejor sonrisa y algo de apuro. Una chica me atiende muy educadamente, me dice que es verdad, y llama a la encargada.

La encargada, se acerca un poco y desde lejos, con cara de estupenda, en plan la jefa del "Diablo viste de Prada) pero a lo choni., sin comprobar los zapatos ni mirarme a la cara, le dice:

-Encargada (Choni-Prada): Eso no se lo van a cambiar 
-Vendedora: Ya... es que mira son más largas estas tiras que estas...
-E: Pues yo las veo igual 
-Saramaga: No no son iguales, mira.... (y le hago la demostración)

La Choni-Prada, me mira de reojo, y sin dirigirse a mí

-E: pues déjalas ahí, llamamos a fábrica y ya la llamaremos. Pero ya te digo que es tontería porqueno se la van a cambiar. 

Ahí, es cuando empiezo a molestarme un poco bastante.. y le digo:

-S: Lo siento pero no soy de aquí, y me gustaría, si no es molestia, que preguntases ahora.
-E: (por fin me mira) Es que no te las van a cambiar, (coge las tiras de la sandalia) Es que esto será que ha cedido
-S:. Esto son dos tiras de cuero, y no ceden, está claro que son más largas que las de la otra sandalia. Así que me gustaría que me dieras otras sandalias que no esten defectuosas como lo están estas, porque además, no son baratas. 
-E. Pues nada, como quieras. (El tono de la choni-Prada es impresionantemente prepotente y condescendiente, cosa que me empieza a tocar bastante la moral). Déjamelas y hablaré con fábrica y veré lo que puedo hacer. 
-S. Ya pero es que no vivo aquí, y no me apetece tener que volver otro día. Además necesito los zapatos, y no puedo esperar tanto  ni estar yendo y viniendo cuando la culpa no es mía, sino que estas sandalias están defectuosas. 
-E. Bueno pues te estoy diciendo que eso es lo que puedo hacer
-S. Está bien. Pues entonces dame una hoja de reclamaciones, para poder presentarla en consumo, y ya está. 
-E. Pero mujer, si te estoy diciendo que te lo voy a mirar... 
-S: No, además es que no me gusta como me estás tratando. Dame la hoja de reclamaciones por favor,
-E. Pero tengo que ver qué me dicen, si me dan otras, o me arreglan estas...
-S. No, yo compré hace tres días unas sandalias nuevas, y lo que quiero son unas sandalias nuevas. Y las necesito ya, porque por eso me las compré hace tres días. Porque las necesitaba. Por supuesto no voy a aceptar unas sandalias arregladas, porque yo no he roto nada. Y si no me das unas sandalias nuevas, que es lo que he comprado, pues entonces dame una hoja de reclamaciones y ya está.
-E.Pero CARIÑO.. (Sí.. la choni-Prada, cambia el tono y me llama cariño.. cosa que me cabrea infinitamente). 
-S.Por favor, dame una hoja de reclamaciones
-E.Pero cariño escucha...
-S. No quiero seguir discutiendo, una hoja de reclamaciones por favor.
-E. Pero escucha (la Choni-Prada mira a mi chico), es que tengo que hablar con fábrica.
-Mi chico (que había estado callado todo el tiempo): ¿Y no puedes llamar ahora?
-E. Sí, creo que sí. (marca número.. y .. mira a su compañera) ¿Es fiesta en Alicante hoy? 

Yo callada, miro los zapatos fíjamente y espero. La Choni-Prada está nerviosa... muahahaha.

E-¿Tenéis que hacer algo por aquí en el centro comercial? Lo digo por solucionarlo  y así no os tengo aquí esperando (os juro que no parecía la misma persona). Y como voy a estar yo todo el día. 

-S: Vale, pues ahora después volvemos.

Nos vamos.. y mi chico. Bueno, primero os pongo en antecedente. ODIO ir a devolver cosas que no funcionan, o no están bien, o quejarme de algo. Me agobia, me siento mal, y no me gusta. Y cuando vi que los zapatos estaban defectuosos, le dije a mi chico que fuese él. Y me dijo que no, que con el genio que tengo para otras cosas aprendiese a usarlo también en estas cosas, que siempre acaba yendo él. Le digo.. "Tienes razón, lo tengo que hacer yo"

Pues eso, me dice mi chico:
C: Has dicho como diez veces "hoja de reclamaciones"
S: ¿me he pasado mucho? 
C: Jajajaja... Para nada. Has estado muy bien. Y lo de "No me gusta como me estás tratando", genial. Pero me ha sorprendido.. jajaja... porque de no querer venir porque te daba cosa, casi la demandas. Voy a tener que prohibirte ver "The Good Wife". Te está afectando.
S.Muahaha... Pero es que me ha tratado mal! Y encima con esos aires.. La verdad es que casi lloro, pero no lo ha parecido no?
C: No, no.. jajaja.. madre mía, ha estado bien.. jajaja. Veremos a ver que pasa, porque no me fio mucho.
S. Yo al menos me voy con algo, o con los zapatos o con la hoja de reclamaciones. 

Volvemos a la tienda. La Choni-Prada es todo sonrisas, paz y amor ( a saber las barbaridades que se le pasaban por la cabeza sobre mí.. XD) .

-E. Hola chicosssss. Mira, ya he hablado con fábrica, y me han dicho que te los cambie por unos nuevos sin problema. 
Mi chico me acerca la caja, y voy a abrirla:

-E. Ya las he medido y estas están bien. Pero pruébatelas por si acaso 
-S. Sí, pues estas están bien. Genial. (Vuelvo a sonreir)
-E Y disculpa el malentendido... es que es lo que te he dicho, tenía que hablar con ellos (Sonrisa falsa), 
-S. Claro, no te preocupes. (Sonrisa aún más falsa).. Gracias

Pasé toda la tarde más agusto que un arbusto tras mi pequeña victoria, como una niña con zapatos nuevos (y exáctamente iguales).  :-)

Hay una cosa que nunca entenderé. Yo trabajo cara al público desde hace.. .buah.. no sé, 15 años. Es cierto que es difícil, y que cansa mucho. Que tienes que aguantar mucho también. Pero nunca le he faltado el respeto a un cliente, ni he tenido un comportamiento parecido al de esta chica. De hecho, fue un comportamiento muy poco inteligente por su parte. Si me hubiese hablado bien, con respeto, poniendo atención al problema que le presentaba, me habría dado igual esperar una semana.

Por otro lado, este ejemplo, pone de manifiesto que mi teoría: "cuando protestas, ir por las malas es más efectivo para que te hagan caso, que ir por las buenas", es cierta.
No me gusta esta teoría, también eso es cierto.



39 comentarios:

  1. Oye, pues muy bien que hiciste, te aplaudo. A mí me ha pasado alguna que otra cosa parecida. Para todos los trabajos hay que reunir unos requisitos, y para estar de cara al público hay que tener paciencia y buen trato con los clientes, y el que no sea capaz es que no vale para eso, que se busque otra cosa. Algunos se ponen como si la culpa la tuviera tú, y a veces parece que te quieren hacer sentir mal y todo. Estas cosas me ponen negra.
    Y en cuanto al libro, espero que tengas más suerte con la próxima lectura.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja.. Es que me da rabia que me cueste tanto reclamar. Pero bueno, poco a poco. También es cierto que luego en mi trabajo, reclamo que da gusto. Pero es distinto.
      Besos!

      Eliminar
  2. Oye me encanta y mucho tu conversación!!! Brutal!!! Bravo!!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, a mí también me encantó... jajaja. Un beso!

      Eliminar
    2. ahm! pues ya te había comentado jejej! Hoy la memoria la dejé no recuerdo donde XD
      muaks!

      Eliminar
  3. Enhorabuena! A mí también me cuesta mucho y eso que encima tenemos razón, no entiendo que haya gente que intente hacerte ver lo que no es. Para eso prefiero el corte inglés que nunca hacen preguntas. Pero creo que has dado un paso enorme, con sandalias nuevas!!
    Besos
    PD el libro ya me lo apunto para la lista del no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en lo de ECI, pero a veces los precios de sus zapatos son excesivos para mi bolsillo..jeje. Pero es que ya no es que me diera la razón o no, es esa forma de tratarte..
      El libro no merece la pena, creeme..
      Un besito!

      Eliminar
  4. Plas, plas, plas

    Genial :-)

    A mí me pasa como a tí, supongo que es timidez, pero me fastidia un montón tener que reclamar lo que sea (y, por supuesto, me fastidia devolver cosas... e ir de tiendas... pero bueno, eso creo que es bastante común en los hombres :-). Pero tu reacción me ha parecido magnífica. Sobre todo, porque no has hecho más que reclamar calmada pero firmemente tus derechos. Enhorabuena ;-)

    Sobre el libro... pues también me ha gustado :-) Joder, es que me alegro de leer alguna vez alguna crítica negativa por ahí, que parece que todos los que escriben blogs de literatura o no tienen criterio propio o están vendidos a las editoriales o tienen una suerte que te cagas (con perdón) al elegir sus lecturas. Leches, que también hay mucha basura por ahí suelta (a menudo con mucho márketing cubriéndola), y está bien que alguien se decida a decirlo de vez en cuando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así sois los hombre. No creas que a mí me entusiasma eh! Lo de ir de tiendas por gusto.. bueno, pero cuando es por que necesitas algo.. uff!!
      Yo siempre soy sincera en mis opiniones sobre los libros, si no, no tendría razón de ser este blog. Lo uso para escribir lo que me apetece, sólo faltaría tener que hacer esto también con obligaciones impuestas.. calla, calla, que ya hay demasiadas en la vida .. jeje.
      Besos!

      Eliminar
  5. Claro que sí, las cosas hay que decirlas. Que la vida es mu corta como para estar por ahí con libros que o te gustan o con sandalias defectuosas xDD
    Una vez me pasó que no me querían cambiar un vestido que había comprado el día anterior y que tenía un agujeraco (que me di cuenta al llegar a casa). Encima era obvio que el agujero era de tienda y no se lo había hecho yo porque tenía toda la marca de la alarma de a tienda... fui con todo el apuro y me atendió como si me estuviera perdonando la vida ¡vamos! (pero me lo cambiaron)
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja! Es verdad, se queda una la mar de agusto.. oye. Pero me habría gustado que me hubieran hecho caso sin tener que ponerme seria. En fin..
      Un besito!

      Eliminar
  6. Ya era tu fan, pero después de esta entrada con carácter soy tu fan número uno. A mí tampoco me gusta tener que ir a devolver cosas, lo paso mal, de hecho me estaba poniendo mala solo con leer esta entrada, pero bravo por ti y te hago la ooooOOOOOOllllllLLLLLLLLaaaaaaaaa :) Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ilusión tener una fan... jajaja. Y que seas tú además! :-)
      Gracias por la ola, me llega muy adentro.. jajaja. Yo pasé mi ratico malo, pero luego la sensación de haber "ganado", moló.
      Un besiko!!

      Eliminar
  7. Pues al final (quitando Anne Holt y la discusión con la encargada) el post no ha sido tan negativo. Fuera miedos y exigiendo tus derechos, como debe ser :) Yo depende del día que tenga, a veces pongo los puntos sobre las íes y a veces trago.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, también es verdad que me pilló fuerte. Otras veces soy más pava.. jajaja
      Besos!

      Eliminar
  8. El libro ya lo elimino, por si alguna vez me entraban ganas de leerlo.
    Lo de la hoja de reclamaciones suele funcionar, pero no lo des por hecho. En London la pedí en un hotel, y me sacaban un folio en blanco. ¡Alucinante!
    Hay gente cara al público que no sé cómo les dejan estar ahí.
    Yo estuve 5 años cara al público, y creo que sólo tuve una discusión o algo parecido con un cliente.
    Al día siguiente vino a pedirme perdón y reconocer que fue culpa suya, y me trajo una caja de bombones. Mis jefes estaban boquiabiertos jajaja.
    Se suele conseguir más con educación, pero también hay que saber protestar, si la diplomacia no funciona ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en España se usa poco la hoja de reclamaciones, y mucho el grito y el enfado. Además, es que no me apetecía seguir hablando con la chica esta, así que fui directa.
      Hay que pedir con educación, pero firme, porque si no.. pasan de tí.
      Lo de la hoja en blanco en Londres.. jajaja... eso no lo había oído nunca. Pero tengo anécdotas miles de mi trabajo...jeje.
      Un besito!

      Eliminar
  9. Vale, pues me apunto el libro (para no comprarlo, jajaja).

    En cuanto a lo de los zapatos, ole tú!!! Yo soy igual en ese sentido. Me siento fatal reclamando cualquier cosa y hay veces que he optado por fastidiarme con tal de no ir a reclamar. A ver si aprendo de tu ejemplo y pierdo mi miedo a reclamar. Un besote y que disfrutes de tus zapatos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es horrible.. es como un juicio y tienes que demostrar tu inocencia... jajaja! No sabes que mal lo pasé cuando me di cuenta que no me quedaba otra que ir a la tienda a reclamar. Pero mira, me salió bien.
      Besos! (son muy cómodos los zapatos)

      Eliminar
  10. Parece mentira lo que nos cuesta reclamar las cosas en una tienda, o en un restaurante o donde sea. Muchas veces se aprovechan de la inocencia del cliente. Debe ser una cuestión educacional.
    Y no digo que todos los dependientes sean así, pero yo me he encontrado también con situaciones similares y no me explico como se puede ser tan poco profesional y mal educada. Que yo también trabajo de cara al público y sé lo que me digo.
    Lo hiciste fenomenal. A mí me suele pasar que se me ocurre lo qué decir cuando ya ha pasado el momento. ¡Qué rabia! Pero no deja de ser una lástima tener que pasar ese mal rato para obtener lo que es tuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que deberíamos reclamar más formalmente y quejarnos menos... pero supongo que es nuestro carácter mediterráneo.
      Un beso!

      Eliminar
  11. Lo peor no es que la chica se ponga borde, si no que se ponga borde con alguien que no ha hecho nada. Si me dices que el cliente -o sea tu-, empiezas a hablarle mal, pues lo entendería.
    Eso sí, seguro que se ha quedado con tu cara jajaja, no pases mucho por esa tienda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pienso volver, tranquila... jajaja. Un beso!

      Eliminar
  12. Eres una campeona, ahí aguantando el tipo y plantándote con toda justicia. Reconozco que a mí me da mucho apuro y es verdad que te pones muy violenta y te entran ganas de llorar, no sabes reaccionar cuando te tratan mal o injustamente ¡Pero tú lo superaste con nota! Qué grande.
    Por cierto, cómo me he reído al principio con la frase esa de "Por lo visto, debió ser aburridísimo ese año lector noruego." jajajaja!!!
    P.D: ¿Y una fotillo de las famosas sandalias nuevas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Gracias Mónica! Me costó bastante, no creas. Pero gané! jjajaa
      Un besazo!
      A ver si saco las sandalias, pero son sencillitas eh!

      Eliminar
  13. Plas plas plas!!! Si es que a veces hay que ponerse así, que si no, no se consigue nada. Y tampoco me gusta ponerme por las malas, pero es que en muchas ocasiones, no nos dejan otra manera.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo odio (ponerme por las malas), y odio que me obliguen a ponerme por las malas. Y a que ciertas cosas sólo se consigan poniéndote de malas..
      Besos!

      Eliminar
  14. Bien signorina el libro ya no lo leera nadie..

    Y de los zapatos confirma otra de mis teorías,
    En la zona de levante son unos piratas....
    Otro día le recomendaré calzado.
    Beso bronquitas jejeje
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo que Anne Holt seguirá siendo best seller, no soy una líder de opinión! jajaja
      ¿en la zona de Levante unos piratas? ¡Lo que hay que oir! Jajaja. ¿Eres zapatero Sicilia? :-P
      Besos!

      Eliminar
  15. mmm... yo he tenido que dar hojas de reclamaciones de esas!!!!!!!!!!!!!!!! dios, que mal de cohones, porque lo malo es cuando das tu la cara pero no puedes hacer nada de verdad.. que es el señor omnipotente ayuntamiento quien manda y quien dicta.. y entonces las familias se enfadan.. y te piden la hoja... pero aquí viene lo bueno, me han llegado a pedir la hoja (que no es realmente de reclamaciones pero es para lo que sirve) para que CAMBIEMOS EL HORARIO!!!!!!!!!!!! jajajajjaja.. casi me muero!! de la risa por supuesto.. con esto qué quiero decir?? pues a ver.. que sí que yo he dado muchas hojas de reclamaciones de las cuales el 100% son de estas movidas.. entonces yo creo que ni tan tanto como los tocahuevos míos ni tan poco como lo tuyo. como muy bien dices estabas en tu derecho de exigir unos zapatos nuevos. con derecho y respeto se llega a muchos lados..
    ojalá no te vuelva a pasar, pero oye, si te pasa, ya sabes que lo harías muy bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Qúe me vas a decir, si llevo trabajando cara al público casi toda la vida. Y en puestos muy distintos, por eso me fastidia tanto estas cosas. Pero aunque me viniese tan arriba aquí, por lo general soy más tranquilita... jajaja.
      Yo podría escribir un libro de quejas absurdas también...
      Un besito!

      Eliminar
  16. Bien hecho! Sobre todo por dejar a un lado los temores y timideces para exponer lo que piensas y mereces, se mascaba la tensión. Lo has hecho genial! De negativo nada! Estupendo y con zapatos nuevos ( a Holt le digo adiós)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a veces sienta muy bien plantarse y reclamar lo que es tuyo.
      Holt no es para mí..
      Besos!

      Eliminar
  17. Saramaga 1 - Choni 0
    Ouh yeah!
    eres la fucker master of the universe!

    ResponderEliminar
  18. Y el libro porque no lo has comprado sino ya te veo ir a devolverlo también jajaja!
    Desde luego buena actitud, poca gente pide la hoja de reclamaciones...y parece ser que la cosa suele funcionar bastante bien cuando la pides...tomaré nota...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Pues lo mismo sí, porque estaba en todo lo mío esa semana del zapato! jajaja. Un besito!

      Eliminar
  19. La verdad que estas situaciones dan mucho apuro, pero a veces no queda otra que enfrentarse y más cuando lo único que pides es que te cambien un producto en mal estado, con chulería no se llega a ninguna parte. El libro lo dejo pasar.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La chulería era innecesaria, y el "cariño" de después, aún más.
      Un beso!!

      Eliminar