A TIENTAS

A TIENTAS

lunes, 30 de junio de 2014

"Tengo tu número" - Sophie Kinsella



Me lo he pasado genial leyendo esta novela. La primera mitad a orillas del mar, (lo cuál la hizo aún mejor), la segunda mitad en casa, en la cama al fresquito del ventilador, una tarde en que necesitaba relax después de una mañana, y una semana en general, bastante dura en el trabajo.

Estas novelas, denominadas chicklit, son fantásticas para el verano, y para despejar la mente cuando estás saturada. Mi problema es que hasta ahora, sólo me había gustado este género cuando estaba escrito por Marian Keyes. He leído a otras autoras y me han puesto nerviosita porque las encontraba o demasiado cursis, o demasiado aburridas, o tenía una protagonista un poco tonta...

El caso es que bichejo recomendó ésta en su blog, y me fié de ella, así que como Marian últimamente no es la que era (eso es así) , me la apunté para cuando necesitara un refresco. 
¡Y vaya si me ha refrescado!.

Poppy Wyatt, la protagonista, va a casarse con un hombre maravilloso, pero (¡oh!) ha perdido el valioso anillo de compromiso que le regaló su futuro esposo, en un hotel durante una fiesta de despedida de soltera. Además (¡oh!), justo después pierde su móvil. Al momento (¡oh!) encuentra otro móvil tirado en una papelera, así que decide quedárselo para poder darle ese número de teléfono al personal del hotel por si encuentran la joya perdida. Lo sé, todo es muy "así", como irreal, pero no. Esto como cuando lees ciencia ficción, tienes que cambiar el enfoque mental, tener consciencia de que estás leyendo una comedia romántica y dedicarte a disfrutar sin más.

Muchas veces cuando consumo este tipo de literatura o de cine, me acuerdo del fragmento de un libro que leí hace un tiempo:"La Luz en casa de los demás" de Chiara Gamberale, novela que no me gustó nada, pero de la cual saqué algunas frases con las que me siento totalmente identificada (aunque en este caso concreto,yo cambiaría algunos títulos por mis propias "películas-palomitas"):

"Algunas películas son para el cine lo que las palomitas a una alimentación sana: cómo decirlo, de vez en cuando tienes una necesidad física.. ¿no te parece? Yo en esa lista pondría por ejemplo, "Cuando Harry encontró a Sally, Lady Halcón, Flashdance, Dirty Dancing...." 

La novela es fresca, ágil y divertida. Previsible, claro, pero como lo es éste género, o las comedias románticas americanas. Me ha dado justo lo que necesitaba. Y me he quedado con ganas de más. El motivo por el que no me he hecho con más novelas de esta autora como suelo hacer cuando una novela me gusta, es que de ella ya leí "La reina de la casa" y no me gustó nada. Y su serie "Loca por las compras" me atrae cero. Así que creo que tendré que buscarme otra autora que me convenza para cuando necesite un poco de diversión frívola. ¿Me recomendáis alguna? 

miércoles, 25 de junio de 2014

Entrada egocéntrica

No hace mucho pululaba por la blogosfera uno de esos memes que van de un blog a otro, con el fin de conocer un poco más a la gente que nos rodea por estos mundos cibernéticos. 
Me nominaron varias veces y lo escribí en un papel a medias pero no lo llegué a publicar por falta de tiempo, pereza, y esas cosas... El caso es que anoche, leyendo entre mis cosas, encontré la lista y he decidido publicarla hoy.





El meme en cuestión era algo así como escribir 50 cosas sobre ti. No voy a escribir 50, sino lo que me salga, pero allá voy:

-Tengo 32 años
-Soy autónoma 
-Soy Escorpio
-En mi bolso siempre llevo: el móvil personal, el móvil del trabajo, un libro, una bolsita de tela con hilo, aguja, e ibuprofeno, otra bolsita con 2 barras de labios y polvos compactos, un cepillo plegable con espejo, chicles, un mechero, una bolsa reutilizable por si compro algo (la que llevo ahora es de la Fnac).
-Odio los encurtidos. Odio hasta su aroma.  Si una ensalada lleva aceitunas no me la como. Nunca los he probado. Me repugnan
-Hace unos meses me subió una cucaracha la pierna, bajo el pantalón. Subió hasta el muslo, en el momento en que yo me puse a saltar y dar golpes porque no tenía claro si me había subido algo o eran imaginaciones mías. Casi me muero. No soporto a las cucarachas.
-Prefiero el frío al calor. Cada vez más.
-Me encanta el sushi
-Siempre he pensado que Puyol (el jugador del Barça) debe ser muy bueno en la cama. Lo pensé viendo un partido con mis amigos, y me salió así. No es guapo, ni atractivo, pero estoy segura de que ... jajaja. Bueno, pues eso.
-Me pinto las uñas
-No soporto estar en una habitación en la que haya un armario con las puertas abiertas.
-No me gusta la cerveza. Nunca la he probado... Creo que le cogí asco a la misma vez que a las aceitunas. Cuando salgo de tapeo, prefiero un vino tinto, o blanco, según el caso.
-La ciudad de España que más he visitado por turismo, es Granada. Me encanta.
-La última vez que salí de España, fue para ir a Estambul. 
-Hablo mucho. También necesito a veces estar callada mucho tiempo. 
-Una vez me hice un esguince de tercer grado vestida de Dulcinea... y llegué así al hospital, acompañada de mi chico disfrazado de Cervantes. 
-Durante mi época de estudiante, estuve trabajando de camarera.
-No suelo dar cortes a nadie, (aunque a veces no estaría mal). No soporto pensar que otra persona se sienta mal por algo que yo he hecho.
-Me encanta el agua. Playa o piscina, me da igual. Sumergirme bajo el agua me da paz. Hacer buceo en serio me da miedo por el tema de la respiración.
-Mi combinado favorito es el gin-tonic. No me gustan las bebidas dulces, y odio el whisky.
-Nunca me gustaron los finales. Me costó acabar el colegio, el instituto, la universidad, y hasta los trabajos de verano. Sentí miedo y pena todas las veces. Luego, siempre ha venido algo mejor, pero siempre me ha costado.
-Soy una nostálgica.
-Tengo mucha suerte con los amigos que tengo.
-Tengo poca tolerancia a la frustración. No soporto que las cosas no salgan como yo espero que salgan, por eso muchas veces hago como que algo no me importa tanto, para que si no sale como yo espero, el autoengaño sirva para que esa frustración no me haga daño.
-Disfruto mucho de las cosas .Vivo con intensidad. Lo bueno es que se disfruta más la vida, lo malo es que se siente más lo malo. 
-Tomo un café con leche bien cargado todas las mañanas. No me gusta el café solo. 
-Me gusta cocinar
-Me gusta trasnochar. Soy búho sin duda alguna. Me cuesta horrores madrugar, y horrores dormirme... Me fastidia irme temprano a la cama. Soy más efectiva en mi trabajo por la tarde, por la mañana hasta las 12 del mediodía no soy persona. 
-Jamás duermo la siesta. Si lo hago, me despierto de mal humor. Siempre.
-Mi poeta preferido es Mario Benedetti, y me encanta releer sus poemas de vez en cuando, o descubrir alguno. En prosa no lo he leído.
-Me suelen gustar las novelas europeas, o norteamericanas, más que las sudamericanas, o de otros países. No sé por qué, me gusta leer más lo occidental. A veces lo latinoamericano se me hace lento...
-Me gustan más la letras de las canciones que la música en sí.
-Me gusta debatir de cosas con amigos. Soy muy de opinar, de cualquier cosa.. 
-Una velada ideal para mí es una cena interesante con amigos y charla que se prolongue hasta la madrugada (debe ser qeu ya estoy mayor). En verano me gusta ir de noche a la playa, y tomar algo y charlar tumbados en una toalla, pero lo hago menos de lo que quisiera.
-Me gusta leer en papel, y tener libros en papel. 
-Tengo un exlibris que me encanta y que me diseñó un buen amigo, al que conocí por casualidad en un mail, hace años. Creo que ni tenía el blog.
-Tengo mucha, mucha suerte en el amor. Soy muy feliz en ese aspecto.
-No estoy tan feliz en el tema laboral. 
-Durante un tiempo coleccioné bolas de nieve de mis viajes, y de los de mis amigos. Ahora sólo tengo algunas en casa y las demás están en una caja, en el trastero.
-Me encantan los gatos. Los perros no me disgustan, pero me resultan un poco cansinos a veces. Los gatos van más a su bola. He tenido gatos, pero ahora mismo no.
-No tengo paciencia. (En el trabajo sí)
-Tengo bastante temperamento. Pero lo dosifico.


Y ya voy a acabar... esta entrada egocéntrica que me ha salido así, sin ton ni son. 


martes, 24 de junio de 2014

"El guardián invisible" - Dolores Redondo



Sinopsis: En los márgenes del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cuerpo desnudo de una adolescente en una circunstancia que lo relacionan con un asesinato ocurido en los alrededores un mes atrás.
La inspectora de la sección de homicidios de la policía foral, Amaia Salazar, será la encargada de dirigir una investigación que la llevará de vuelta a Elizondo, una pequeña población de la que es originaria y de donde ha tratado de huir toda su vida. Enfrentada con las cada vez más complicadas derivaciones del caso y con sus propios fantasmas familiares, la investigación de Amaia es una carrera contrarreloj para dar con un asesino que puede mostrar el rostro más aterrador de una realidad brutal al tiempo que convocar a los seres más inquietantes de las leyendas del Norte...

Esta es una de esas novelas que le cojo prestadas a mi madre, que es muy fan de las novelas de misterio. También es una de esas novelas apropiadas para el verano, entretenida, facilita y con un poquito de intriga. Pero poca. 

La novela no me ha entusiasmado, no lo voy a negar. Es demasiado previsible, cosa que me gusta, (o al menos no me molesta), si ocurre con el chicklit o en esas novelas agradables, tipo Rosamunde Pilcher.. pero en una de misterio, me molesta bastante. Además está muy claro quién quiere la autora que creas que es el malo, y quién lo es finalmente.

Sin embargo, si dejamos a un lado la parte policiaca de la historia, diré que me ha gustado el ambiente que la rodea. El valle del Baztan y su capital, Elizondo, son los grandes protagonistas de esta novela. Todo el rato te dan ganas de trasladarte un tiempo a la zona, de perderte en sus bosques... (a pesar de lo que pasa en ellos en en esta historia). "El guardián invisible", es, además de una novela de entretenimiento, publicidad turística bien hecha,(aunque no sea ese su propósito). Pero cuando hablo del ambiente, no me refiero sólo al entorno, sino al ambiente familiar que la inspectora Salazar nos da a conocer:  sus hermanas, su tía, su enigmático pasado, su marido, su problema para concebir... En esto se parece a autoras como la sueca  Camilla Läckberg, que acompaña los casos de asesinato con una trama familiar que se continua en cada novela y que hace que la novela sea menos negra y más agradable. Pero la Läckberg me entretiene más.

Sinceramente creo que Dolores Redondo sería mejor escritora de historias familiares, que de novela negra. Al menos para mí, la trama policial es la parte menos interesante del libro. Llamadme rara, pero así es. 

Y poco más voy a decir. Supongo que leeré la segunda y tercera parte, aunque no inmediatamente.