A TIENTAS

A TIENTAS

martes, 16 de diciembre de 2014

"Viajo Sola" - Samuel Bjork



Y aquí estoy, porque ya me tocaba,  para publicar la reseña perteneciente a la lectura conjunta organizada por nuestras queridas blogueras, Laky, Tatty, Lectora de Tot y Albanta. Tuve la suerte de ser una de las ganadoras de un ejemplar de éste libro, que además llegó a casa acompañado de una muñeca bastante tétrica pero muy chula.




Sinopsis: Un hombre sale a pasear con su perro para recuperarse de la resaca y de sus problemas de conciencia. De repente el perro sale corriendo entre los árboles. Allí el hombre descubre a una niña que cuelga de un árbol, balanceándose sobre el suelo. Con una mochila escolar en la espalda y un cartel alrededor del cuello que dice «Viajo sola».
El inspector de policía Holger Munch se encarga del caso y no tarda en darse cuenta de que va a necesitar la ayuda de su excolega Mia Krüger. Sin embargo, Mia, que siempre había sido una chica sana, ahora parece estar enferma. Realmente enferma. Holger Munch acude a su casa para pedirle que vuelva al servicio activo. No tienen ni la más remota idea de lo que les espera.

Sólo con leer la sinopsis, creo que esta novela ya resulta atractiva. Las novelas de crímenes me parecen las más divertidas (sin ser yo una psicópata... jeje), porque cuando las lees te ves envuelta en un juego. Una especie de acertijo donde el lector acompaña al detective o policía intentando deducir a la vez que el protagonista, la solución al enigma creado.  Pero para que este juego se dé, la novela debe engancharte, atraparte, y contar una buena historia, y "Viajo sola" lo hace.  Estoy segura que los que ya la hayáis leído la devoraríais en un par de días, porque engancha. Y desde mi humilde opinión, eso es lo principal en una buena novela de misterio.

La novela está bien escrita. No es rimbombante ni sesuda, es puro entretenimiento, pero del bueno. La historia no chirría en ningún momento, y tampoco tiene relleno. Y además tiene una buena pareja protagonista, nada típica ni con tensión sexual no resuelta ni nada de eso. Por un lado tenemos a Holger, un hombre bonachón, tranquilo, algo cascarrabias y nostálgico. Su trabajo fue lo más importante para él y eso le hizo perder a su familia por no prestarles suficiente atención, y ahora se lamenta. A mí me cae muy bien. Luego tenemos a Mía. A Mía la entiendo menos, pese a tener mi edad. Es una buena policía que pasa por un mal momento, y a la que Holger le tiene mucho cariño, aunque no se demuestra mucho. También es cierto que son noruegos, y claro, con el frío y eso, no son muy entusiastas así en general.

La novela negra de escriores nórdicos está de moda desde hace unos años, pero a mí esta me ha parecido un poco distinta a lo acostumbrado. Läckberg es más hogareña y cotidiana, Stieg Larsson más político y crítico, Anne Holt um horror, Asa Larsson se centra más en el tema religioso. Sin embargo, Samuel Bjork es quizá una mezcla de todo, pero se centra mucho más en la historia, haciéndola muy dinámica. En lo que sí que coinciden todos estos escritores es en el tema de las sectas religiosas.  Es muy raro encontrar una novela de misterio nórdica en la que no aparezca una secta, un predicador, o algo raro relacionado con la religión, ya sea como parte de la historia o como un mero acompañamiento. 

Sobre el argumento de "Viajo Sola" no voy a contar nada que no venga ya en la sinopsis, ya que en este tipo de novelas desvelar mucho es destrozar la trama. Y entonces el juego no es tan divertido. 

Si queréis pasar un buen rato con una buena novela de crímenes por resolver, ésta es vuestra novela. 

lunes, 1 de diciembre de 2014

The Killing

Hoy está lloviendo. Donde vivo esto no pasa casi nunca, así que estos días de lluvia son especiales.
Por una de esas cosas de la vida, he tenido suerte, y esta mañana no he tenido que ir a trabajar, así que me he quedado en casa bajo una manta, escuchando la lluvia. Eso que siempre pones en twitter que te gustaría hacer cuando llueve. Sofá + mantita + libro... jeje

En este caso he suprimido "libro" de la ecuación, y lo he sustituido por "final de The Killing". (Qué raro me ha quedaó.. :-P)




Tenemos la suerte de vivir en un momento en el que abundan las series de calidad. Todos estamos enganchados a alguna, y ya no las vemos como antes.. esperando a la siguiente semana a ver que les pasa a tus personajes favoritos del momento. Ahora nos podemos pegar un atracón si la serie nos gusta mucho y tenemos las horas necesarias disponibles. 

Personalmente atravieso una época, digamos jodida. Los libros y las series me ayudan a evadirme, y he tenido la suerte de encontrarme con esta serie justo en este momento.

The Killing es una serie norteamericana, basada en otra serie de origen danés: "Forbrydelsen" 

El argumento en sí no es muy original: Una pareja de policías encuentra el cuerpo de una adolescente, Rossie Larsen, y se dedican a buscar al culpable y así, durante dos temporadas (hay dos temporadas más, pero sobre otro caso). Lo sé, no suena muy apetecible. Pero es genial.
De verdad. Genial.

El punto fuerte de la serie, al menos para mí, es la pareja protagonista. La inspectora Sarah Linden (Mireille Enos) y el inspector Stephen Holder (Joel Kinnaman)

Sarah es callada, desde el principio sabes que tiene un pasado raro, o un futuro raro, o algo raro. Está a punto de trasladarse a otra ciudad, con su prometido y su hijo.
Holder llega para sustituir a Sarah. Al principio no cae muy bien (al menos a mí). Es un poco pesado, bromista cansino, rarito,... De hecho cuando le vi pensé ¿y no podían haber puesto a un chico más interesante, que diera más vidilla a la serie? ¡Ay! Qué equivocados son los prejuicios a veces...



Me la recomendaron unos buenos amigos, y cuando empecé a verla me dije... "Genial, una serie entretenida con un caso entretenido, con algo de enredo político en medio". Sin embargo, según avanzaba capítulo a capítulo, iba interesándome más por la vida de los detectives, me iba enganchando su forma de ser, iba queriendo descubrir los porqués a muchas de sus formas de actuar, iba encariñándome con la fidelidad y la ingenuidad de Holder que contrastaba con su comportamiento un tanto chulo y de chaval de la calle... de "poli blanco que se comporta como un negro" y de la misma manera, iba resquebrajando la escarcha que cubre a Linden, para descubrir a una mujer que nunca se ha sentido parte de algo o de alguien, y que quiere seguir así. Una mujer con una mirada que parece decir "sé más de lo que digo, y sé más que tú". Pero a la vez enternece. 

No he podido evitar acordarme de la complicidad y la amistad entre la pareja de "True Detective". Holder y Linden son una especie de True Detective de Seattle, con menos filosofía y un poco más de cercanía. Quizá no sea cercanía la palabra, quizá me resultan más cercanos a mí, porque empatizo con ellos más que con Matthew y Woody. En todo caso, Woody sería Holder, y Matthew sería Linden. Con grandes diferencias, claro.

Sé que la serie contiene algún error que otro, y alguna parte que puede resultar un poco... "buahh..", pero no sé si es porque me siento como el tiempo de Seattle, o porque me identifico un poco con estos dos, o porque me encuentro perdida al igual que ellos. Durante estos días me he sentido arropada dentro de su coche, escuchándoles pelear por los cigarrillos, refugiados bajo la tormenta, vigilando a sospechosos. 

Hay veces en que una peli, un libro o una serie te toca especialmente la fibra, y eso me ha pasado a mí con The Killing. He llorado un montón, arropada con mi manta, viendo el último capítulo. Tanto por el final, como por saber que me despedía de un par de amigos que me han ayudado a que esta dura semana sea un poco más llevadera. The Killing puede no ser la mejor serie del año, ni siquiera acercarse a los primeros puestos, pero a mí me ha robado el corazón. Y me ha dejado tocada. Pero no hundida :-)