A TIENTAS

A TIENTAS

miércoles, 12 de agosto de 2015

4 lecturas 4 autores: Mitford - Kundera - Palomas - Läckberg



Tengo poco tiempo. Poco tiempo porque tengo mucha suerte. Entre el calor, el nuevo trabajo y los cambios, tengo un poco abandonado el tema de las reseñas. Me gusta tener un post por libro, pero se me acumulan los libros leídos ( y eso que este año estoy leyendo mucho menos), y al final se me van a olvidar.

Empezamos con Nancy Mitford. Probé con esta autora por recomendación de Molinos. Yo quería leer algo frívolo. Me dijo que Mitford era algo frívolo pero bueno. Y sí. Aunque yo con frívolo me refiero al chick-lit, "A la caza del amor", me gustó. Las hermanas Mitford atraen, su historia es fascinante y quiero seguir adentrándome en su mundo. En este libro nos encontramos con la historia de una familia bastante peculiar, los Radlett, personajes basados al parecer en los propios familiares de Mitford. En realidad no es la historia de la familia en sí lo que se nos presenta en la novela, sino que esta familia sirve de escenario y decorado para contarnos la juventud y madurez de una de sus hijas, Linda, que como el propio título indica, va "a la caza del amor". 
Muy divertida y recomendable. 

Seguimos con "Una madre" de Alejandro Palomas. Éste ejemplar lo compré en la feria del libro, y me lo firmó el propio autor. Alejandro fue sumamente amable, y me gustó conocerle ya que me pareció que es una persona peculiar, y a mí, me gustan las personas peculiares. Examinó un montón de ejemplares antes de firmarme el mío, hasta que encontró uno que estuviese en perfectas condiciones. Para mí todos estaban en perfectas condiciones. Me gusto el detalle, y me cayó bien. Lamentablemente no puedo decir lo mismo de la novela. 
Yo iba predispuesta a que me gustase. Había leído las primeras páginas y el estilo y la historia me atrajeron tanto que se fue directo a mi lista de pendientes. Sin embargo, a medida que fui avanzando en la lectura, iba gustándome menos. No conecté con los personajes principales. Nada. La madre, que se supone que me tiene que parecer una adorable y encantadora excéntrica, me supera. No soportaría una madre así. Ni una amiga. Y quizá tampoco una vecina. Además, me parece que el personaje es un poco incongruente, unas veces con una lucidez tremenda, y otras no sabe en qué mano tiene el mando a distancia. El hijo tampoco me gustó. Demasiado deprimente, demasiado autocompasivo, demasiado exagerado y demasiado... no sé... dramático.  Está escrito en un tono que me recuerda bastante a un libro de autoayuda. Tampoco me hagáis mucho caso, esta historia ha cautivado a un montón de lectores y a la mayoría de los blogueros que conozco. A mí no. Nada. ¡Qué le vamos a hacer!

Ahora vamos con un libro de relatos, "Los amores ridículos", de Milan Kundera. Yo no soy muy de relatos. Me gusta más sumergirme en una historia y que me dure unos días. Me cuesta zanjar una historia demasiado pronto y empezar acto seguido con otra. Me quedo anclada en la anterior historia, y no me concentro bien en la siguiente. El caso es que hace muchos años leí "La insoportable levedad del ser", del mismo autor. No recuerdo nada de ella, sólo que me fascinó. (Creo que la releeré). Vi este libro en oferta en una librería en la playa, y me pareció adecuado para llevarme los relatos a la toalla. (¡Quién me iba a decir que acabaría leyéndolo en el metro de Madrid, camino al trabajo!). Bueno, pues éste libro... pichí pichá. En general pichí. (¿Pichí es lo malo no?). Tiene alguna historia interesante. Mi favorita es "Nadie se va a reír" seguida de "El falso autoestop". Pero tampoco es que me haya fascinado en su conjunto. Todas las historias son bastante rocambolescas, y con un fondo, o una moraleja. No sé si lo recomendaría. Decidid vosotros.

Por último, tenemos "La sombra de la sirena". Muy bien. Como siempre, Camilla Läckberg cumple con su función. Me entretiene, se lee rápido y me anima el verano. (Como punto negativo diré que la lectura de sus novelas me da hambre, porque se pasan el día comiendo rollos de canela). Son novelas amables, sobre crímenes,  pero en un escenario acogedor,  el mismo pueblo, con los mismos personajes a los que vas conociendo un poco más novela tras novela y a los que ves crecer y evolucionar. Yo la denominaría novela negra costumbrista. O algo así, jeje. Es como ver "Se ha escrito un crimen", pero en sueco, con historias un poco más complejas. Siempre acierto quien es el asesino hacia la mitad de la novela, cosa que creo que la autora hace un poco adrede para que te sientas un poco como los personajes. A mí me divierte mucho esto de descubrir quién es el asesino. Así que seguiré leyéndola. Ya tengo esperando "Los vigilantes del faro".

Y ya está. Me quedan aún bastantes libros que reseñar, y espero darle un empujón a los pendientes pronto. Sobre todo a algunas reseñas que me cuestan más, porque quiero hacerlas un poquito mejor de lo que suelo, ya que por un motivo u otro creo que se lo debo a los autores de dichas novelas. (No, no me han prestado dinero ni nada de eso. Se lo debo por hacerme disfrutar con ellas. Y soy yo misma la que me impongo ese deber)

¿Y vosotros? ¿Cómo lleváis las lecturas veraniegas? 

21 comentarios:

  1. A mí sí me gustó Una madre y de Kundera tengo pendiente "La insoportable levedad del ser". Este verano leo mucho más que el pasado, estoy contenta.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que todos tenemos épocas más lectoras. Un beso!

      Eliminar
  2. Nunca me atrajo Milan, con los relatos me pasa que tengo que dejarlos reposar y leer uno un día y otro, otro. Sigue sin atráeme.
    Mitford está apuntada pero no me había animado porque la consideraba muy frívola. Jeje, ahora tengo que cambiar un poco de parecer y puede que le llegue el turno antes.
    Palomas. Me encanta la sinceridad de la reseña. No digo que los que dicen que les ha gustado mientan sino que los que opinan como tú suelen callarse y entonces parece que el libro le gusta a todo el mundo. A mí me va muy bien leer reseñas de todo tipo porque se equilibra más la cosa. Solo he leído Un hijo y no me ha parecido para tanto aunque era un libro un poco infantil. Con La madre paso, no me anima y esa sobrecarga emocional me hace alejarme de los libros así porque satura y acabas por no sentir nada.
    Lackberg, solo he leído un libro suyo, justo este pero me dio tantísima pena la historia y el resultado final que no quise seguir con más. Es raro porque en este tipo de novela no sueles entrar tanto, se lee más como dices, como si fuera una serie de tv que estás viendo, sin embargo me afectó así.
    Me encanta que tengas tiempo para leer y muchas cosas buenas que hacer.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Milan tengo que redescubrirlo eleyendo "La insoportable levedad del ser". Mitford no es tan frívola, tiene de todo y es divertida.
      Yo con Palomas no pude. ¡Qué le vamos a hacer! Pero sincera voy a ser siempre...
      Éste libro de Läckberg es el más inquietante de todos los que he leído hasta ahora. A mí me gusta mucho, pero reconozco que éste me costó un poquito, por lo desagradable/inquietante del tema.
      Un beso!!

      Eliminar
  3. Yo de no leer nada he pasado a..."estoy leyendo tres libros a la vez" o como mínimo dos. Ahora tres porque me enganché a una saga...grrr ya lo explicaré en el blog. Uno suele ser el principal y los otros dos lecturas ligeras y fáciles. Sino a ver!

    De los que comentas...todos me parecen interesantes bueno el de los relatos no sé...Es que mira que me encantan las historias cortas pero tal y como lo describes no sé... En cambio el de "una madre" a pesar de que no te gustara porque dices que no soportas a la madre por lo zumbada que está ni el hijo por ser tan deprimente. No sé me gusta cuando los personajes sacan emociones de mi, como "siempre tuyo" de Daniel Glattauer que el tipo me saca de quicio y no paraba de pensar que no soportaría a una persona así, o cuando los malos sacan mi ira...o cuando me meo de la risa con las absurdeces de los protas. Lo cual no quiere decir que me pueda acabar gustando...pero vamos que tu reseña no me echa para atrás, puede que lo lea si se me cruza por el camino.

    Bueno me alegro de que tengas tiempo para leer a pesar de tener suerte y no poder leer tanto como querrías :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El personaje de "Siempre tuyo" saca de quicio, pero ese es su cometido y me gustan ese tipo de personajes, pero se suponía que la madre de este libro no debía sacarme de quicio. Esa es la diferencia. De todas formas, como te digo, yo soy muy raruna... tú leéla si te apetece porque ya ves que a casi todo el mundo le encanta.
      Besos!

      Eliminar
  4. Yo lo intenté con Mitford pero no tuve tanta suerte como tú.

    ResponderEliminar
  5. He leído "A la caza del amor" de Nancy Mitford y "Una madre" de Alejandro Palomas. Ambas me encantaron, conecté muy bien con los sentimientos de "Una madre", sobre todo con la susodicha madre :-)) Y Nancy Mitford me encanta, no la considero una lectura frívola ni de chick-lit, creo que tiene un trasfondo de crítica social muy bueno y potente. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que tiene trasfondo, pero también es más ligera que otro tipo de lecturas. Estoy deseando seguir ella.
      Un beso!

      Eliminar
  6. ¡Por fin aparece alguien a quién no le ha gustado "Una madre"! Yo lo odié y lo dije en mi reseña hace un año: no soportaría a una madre así de idiota. Todo el libro está lleno de tópicos, gente que se comporta de maneras raras (el hermano de la madre!). Uff! Con tanta reseña positiva de la novela me sentía rara, jaja.
    En cuanto a las demás, me encanta Kundera de cuando aún escribía en checo. Ahora ya un poco menos. Lackberg la he leído toda, incluida la última (en total 9) y nunca me inspiró para escribir una reseña. Es entretenida aunque con el tiempo se vuelve cada vez más brutal y hay, en mi opinión, demasiada violencia contra los niños. "La sombra de la sirena" la leí con el corazón encogido, como te puedes imaginar.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! Es que odiar algo en solitario es mucho menos divertido.... jeje.
      Bueno, bueno, el hermano de la madre es una cosa... es que no tiene sentido nada. Lo de la cantante portuguesa... yo de verdad es que me iba poniendo de los nervios de forma progresiva.
      La sombra de la sirena es una de sus novelas más inquietantes, junto con "Las hijas del frío". Un besazo!

      Eliminar
  7. "A la caza del amor" de Mitford no es lectura frívola pero tampoco es muy enjudiosa. Es un libro entretenido, bien escrito y con una historia que se puede leer sin trascendencia o viendo la parte de crítica social y de retrato de una época y de una situación. Me alegro de que te haya gustado aunque no se ajustara a tu idea de "frivolidad". :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es casi frívola, lo cual está bien. Me gustó mucho y te doy las gracias por descubrime a esta autora, y a su familia (mentiría si dijese que la conocía antes de que me la mencionases". Es genial y seguiré leyéndola.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Amo a las Mitford, son estupendas. Nobles y rebeldes, apúntalo, que es la vida de Jessica y está muy bien.
    El de Palomas a mí me pareció flojo, se le fue de las manos lo de intentar ser realista y le quedó todo muy trágico.
    De Kundera sólo he leído La fiesta de la insignificancia y me ha parecido una broma de libro.
    A Lackberg igual le doy una oportunidad en vacaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nobles y Rebeldes lo tengo en la lista. El de Palomas es que no tiene nada de realista, quiero decir... me parece un despropósito tras otro y no me creo nada. Que la historia no me resulte creíble me quita todo el placer. Aunque sea una historia de zombies, debe ser creíble. La Lackberg es muy entretenida, a mí me gusta mucho.
      Un besito

      Eliminar
  9. Cuando Kundera me gusta me gusta muchísimo. Es verdad que tiene algún gatillazo, pero en general me entusiasma. Mi favorito es La Broma. Pero este de Los amores ridiculos también está entre mis mejores junto con la Insoportable levedad, claro.
    Del resto de libros que citas ni idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, yo quiero releer "La insoportable levedad del ser". La leí muy joven porque me atrajo el título, y recuerdo que me encantó y me impresionó. Pero no recuerdo nada más...jeje.
      Un abrazo!

      Eliminar
  10. Pues a mi me apetece mucho leer a Alejandro Palomas. Ya veremos el resultado, que las expectativas las tengo altas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Leí el de Nancy Mitford. Coincido contigo. Y me gustó tanto que me leí el siguiente, Amor en clima frío. Te lo recomiendo también.
    Besines,

    ResponderEliminar
  12. De tus libros sólo tengo "Una madre", pero aún sin leer. Mi mes de agosto va muy bien, ¡4 libros!

    bsos!

    ResponderEliminar