A TIENTAS

A TIENTAS

miércoles, 29 de julio de 2015

"Buenaventura"- Antonio Aparicio


Hoy os traigo una buena novela para estos días de calor. Una historia sombría, llena de misterios, en un paraje frío y escondido. 

Esperanza es una chica que llega a la casa de los Campoamor, una de las familias más respetadas de Asturias, para cuidar y acompañar a la señora de la casa. Nada más llegar se da cuenta de que no es bien recibida, y que el frío ambiente de la casa combina a la perfección con la frialdad de sus habitantes. De todos ellos, excepto de la señora, que siempre la trata bien.

Al poco tiempo, Esperanza se da cuenta de que la señora guarda un secreto, que además mantienen los sirvientes y ella intentará descubrir de qué se trata. 

¿No me digáis que no os apetece? 

La ambientación de la novela recuerda un poco a "Jane Eyre" o "El cuento nº 13". No me ha gustado tanto como éstas, pero sí que me ha enganchado y me mantuvo atenta hasta el final. 
Algo que me ha chirriado un poco es que a veces el personaje de Esperanza resulta poco creíble. En su conversación con el loco, por ejemplo, parece una psicóloga experimentada y no una jovencita inocente. Quizá es lo único que no me gustó de la novela, ya que su comportamiento a veces me parecía inverosímil. 

Pero que esto no os eche atrás. Es una novela entretenida, amena y que os gustará. Ideal para leer en en una casa de campo, de vacaciones. 

Es la primera vez que echo de menos mis vacaciones en la casa de campo de mis abuelos. La piscina, mis primos, los bocatas de nocilla...  Supongo que estar en Madrid lejos de tu casa te hace tener un poquito más de morriña. Eso, y que me hago mayor. Me habría gustado leer esta novela en la antigua casa de campo de mis abuelos, de paredes gruesas que hacían las noches más frescas y donde tantas novelas de "Los cinco" devoré. 

Pero no me quejo, también me gusta mi nuevo lugar de lectura. Y es que no hay lugar malo si la lectura es buena. Y Buenaventura lo es. Una lectura de verano ideal.

viernes, 17 de julio de 2015

"22/11/63" - Stephen King


No soy aficionada a la literatura de terror. El principal motivo es que paso mucho miedo. Me gustan las pelis de terror, me divierten, pero los libros de esa temática me lo hacen pasar mal. 
Es por eso que nunca había leído a Stephen King. Ya sé que muchos diréis.. "pero King tiene muchas obras que no son de terror". Lo sé, pero el caso es que éste ha sido el primero, y no será el último.
La experiencia ha sido muy buena. 

En este libro, el autor nos lleva al pasado, a los años 60 concretamente, de la mano de un protagonista, Jake Epping, cuyo presente es rutinario y anodino,  y al que la repentina oportunidad de viajar al pasado le cambia la vida de un golpe. Pero no creáis que viaja al pasado simplemente para dar un paseo. Qué va. Este señor tiene una misión: evitar que se produzca el asesinato de JFK. 




Para contarnos esta historia, King realiza una gran labor de documentación sobre Lee Harvey Oswald (el asesino de Kennedy), y sobre las circunstancias que rodearon uno de los grandes acontecimientos del siglo XX. La historia nos introduce en el Texas de los años 60, con sus luces, pero sobre todo, con sus sombras, y nos va acercando poco a poco a la figura de Oswald. Porque este libro, sobre todo, va de él. Del asesino, de su vida, de su familia y entorno... de su forma de pensar y de vivir. Os sonará raro, pero esta parte del libro es la que más me aburrió. El tiempo que transcurre mientras Jake lo persigue, lo vigila, y se informa de sus andanzas, se me hizo muy largo. Además, la vida de Lee Harvey Oswald no es nada entretenida. Es más bien siniestra y oscura, pero nada interesante. Hubo un momento en que sentí que era yo la que lo vigilaba desde otro piso, porque King es súper detallista en este aspecto. Por eso lo de que ha hecho una gran labor de documentación. 

El resto de la historia es la parte que me divirtió, me mantuvo enganchada y me hizo feliz y todo. Es un libro que hay que leer, interesante, entretenido y con unas pequeñas dosis de la historia reciente de los EEUU. Amargas dosis, tengo que decir.

Leedlo. El verano es un buen momento para hacerlo. Total, con este calor, no se duerme.

Si no os animáis, podéis esperar a la serie basada en el libro que J.J. Abrahams está preparando. Aunque ya os digo que yo James Franco no lo veo como Epping. Esperaré a verla para opinar del resto.