A TIENTAS

A TIENTAS

viernes, 9 de octubre de 2015

3 lecturas: Zadie Smith, Emmanuel Carrère y Ruth Rendell

"Sobre la Belleza" - Zadie Smith


Mientras leía esta novela, no podía evitar acordarme de Jonathan Franzen y su "Libertad". No sabría decir si ha sido por el estilo, o por lo que cuenta, que no es ni más ni menos que la historia de una familia americana. La diferencia entre ambas novelas es que la de Zadie Smith me la creo más, y por eso,  también me gustó más.
Su protagonista, Howard Belsey, es un profesor universitario en horas bajas. Quizá por la rutina, quizá porque ve que su carrera no evoluciona, inicia un par de aventuras desafortunadas que tampoco le hacen sentirse mejor. No me cae muy bien, pero es un personaje al que puedo entender, no porque me sienta identificada, sino porque me creo que haya personas como él.
Su mujer, Kiki, una afroameriacana corpulenta y muy de comerse el mundo, me cae mejor que él. Tiene un don para tratar con las personas, se preocupa por los demás, y de hecho, lucha por los derechos de los otros desde asociaciones o participando activamente en diferentes movimientos.
Son un matrimonio compuesto de dos caracteres muy opuestos. Ella es cálida y cercana, él frío y seco. El corazón frente al intelecto.
Tienen tres hijos muy diferentes también. El mayor es sensible, creyente, calmado y aplicado, quizá el más rebelde pues es el más diferente a sus padres. La hija sin embargo, es altiva, inteligente y llena de inseguridades. Las inseguridades la frustran y suele pagar sus frustraciones con su madre, mientras idolatra a su padre al que sí valora por ocupar éste un puesto de trabajo que ella admira. (La hija me cae muy mal). El pequeño quizá se parece más a la madre, no es nada snob y se siente más cómodo con gente de clase social más baja a la suya, (aunque quizá esto tiene parte de snobismo también).
La familia, en su conjunto, tiene una ideología, digamos progresista y de izquierdas, (tampoco es que tengan la bandera de la hoz y el martillo en el salón), y durante toda la novela se nos muestra su rivalidad con otra familia, conservadora y más de derechas. Lo que me gusta de esta parte es que muestra las luces y las sombras de ambas familias, sin idealizar a ninguna.
La historia que se nos cuenta es símplemente lo que les pasa a estos personajes durante un determinado período de sus vidas. No hay grandes acontecimientos, símplemente la vida que pasa.
Una novela que entretiene, mantiene el interés y cuya lectura recomiendo. Yo ya he apuntado "Dientes blancos" para seguir con Zadie.


"Una novela Rusa" - Emmanuel Carrère

 

Creo que no ha sido la mejor manera de empezar con Carrére. Elegí la novela porque la vi en las novedades de bolsillo de Anagrama, y me llamó la atención. Además acababa de leer "Nada se opone a la noche" (De Vigan) y me apetecía una historia de no ficción. Y encima éste también era de un escritor francés, aunque hable poco de Francia y mucho de Rusia. No quiero decir con esto que no me haya gustado nada. Voy a seguir leyendo a Carrére, eso lo tengo claro, pero esta novela creo que ha sido más como leer un diario personal que a veces no he logrado descifrar del todo. Creo que escribió esta historia más para sí mismo que para los demás. Pero esa es mi impresión, claro.
Lo que me ha gustado es que se deja muy mal a él mismo muchas veces, y le da igual. Unas veces se muestra prepotene, otras clasista, infiel, egoísta. Y lo reconoce sin dramatismos. No digo que eso sea bueno, pero a mí me ha gustado.
Lo que no me ha gustado es que tiene partes que carecen de interés, que se pierden en detalles que no me sirven para nada y en ciertos momentos se me ha hecho pesada, no lo voy a negar.
Básicamente nos cuenta tres historias en esta novela: una de amor, una de un pasado familiar oscuro, y otra rusa (claro). ¡Ah! y un relato erótico. Para mí, nada erótico.

"Decir que haces textos educativos o que atiendes la ventanilla de la Seguridad Social es decir: no lo he elegido, trabajo para ganarme la vida, estoy sometida a la ley de la necesidad"

"Mi amigo Pável me cuenta una historia judía. Abaham suplica a Yavé: ¡Yavé, Yavé, me gustaría tanto ganar un día la loteria! Te lo suplico, Yavé, te lo imploro, te lo pido desde hace tanto tiempo, concédemelo, una sola vez, y no volveré a pedirte nada. Yavé, haz que gane la lotería. Llora, se arrodilla, se retuerce las manos. Al final Yavé sale de la nube y dice: Abraham, te he oído y quiero complacerte. Pero te ruego que me des una oportunidad. Por una ven en la vida, una sola vez,
¡cómprate un décimo!"

"...como el gurú indio que, en otro de mis cuentos favoritos, repite infatigable a sus dicípulos: "When you eat, eat. When you read, read. When you Walk, walk. When you make love, make love", y así sucesivamente. Pero un día, durante una sesión de meditación, sus discípulos le encuentran desayunando y leyendo el periódico. Se asombran y él les responde: "Where is the problem? When you eat an read, eat an read"

"Un adiós para siempre" - Ruth Rendell


Éste es un libro que compré en un tienda de segunda mano este verano, porque me apetecía un poquito de misterio. Y nada. Últimamente no acierto con la novela de misterio o novela negra. Previsible y poco entretenida. Una señora va de visita a casa de su hijo y encuentra a su nuera (por la que no siente mucho afecto) muerta en la cama. Y nada, enseguida queda claro qué pasa y la acabé haciendo lectura en diagonal por el simple gusto de acabarla.
De Ruth Rendell había leído "El daño está hecho" hace ya varios años, y recuerdo que me gustó mucho. Éste nada.

Y con esto termino esta recopilación de lecturas, porque si no lo hago así, se me acumulan. ¿Habéis leído alguno? Ya me contaréis...

miércoles, 7 de octubre de 2015

#Mugsandbooks IV ¿Vienes a jugar?


Últimamente ando despistada y no me había dado cuenta de que nuestra querida Mónica del blog Serendipia nos invitaba a jugar de nuevo. Y aquí estoy, porque yo esto no me lo pierdo. 
Bien es verdad que aquí en Madrid tengo poquitos libros y menos tazas, pero claro... alguna hay. Aquí dejo mis dos contribuciones a este juego. Y aquí un enlace a la entrada de Mónica, por si os apetece jugar. 

1) Harry Potter y una taza con Hedwig, por si hay que enviar un capuccino por correo urgente. 



2) Ya os he dicho que tengo muy pocos libros y menos tazas por aquí, pero como yo soy una mujer de recursos... (guiño, guiño). XDDD. 



Y con esto acaba mi participación en esta edición. Para la próxima tengo que comprar más tazas....