A TIENTAS

A TIENTAS

jueves, 5 de mayo de 2016

Ave del paraíso - Joyce Carol Oates

Well love they tell me is a fragile thing
It's hard to fly on broken wings
I lost my ticket to the promised land
Little bird of heaven right here in my hand.

Me dicen que el amor es algo frágil,
difícil es volar con alas rotas
perdí el billete hacia la tierra prometida
ave del paraíso que en mi mano reposa.

"Little Bird of Heaven"

SINOPSIS: Situada en la mítica ciudad de Sparta, en Nueva York, Ave del paraíso es una punzante y vívida combinación de romance erótico y violencia trágica en la Norteamérica de finales del siglo XX. Cuando Zoe Kruller, una joven esposa y madre, aparece brutalmente asesinada, la policía de Sparta se centra en dos principales sospechosos, su marido, Delray, del que estaba separada, y su amante desde hace tiempo, Eddy Diehl. Mientras tanto, el hijo de los Kruller, Aaron, y la hija de Eddy, Krista, adquieren una mutua obsesión, y cada uno cree que el padre del otro es culpable. Una clásica novela de Oates, autora también de La hija del sepulturero, Mamá, Infiel, Puro fuego y Un jardín de poderes terrenales, en la que el lirismo del intenso amor sexual está entrelazado con la angustia de la pérdida y es difícil diferenciar la ternura de la crueldad

Ave del Paraíso es una novela oscura, pero no tiene un tonto gris. Tiene ese tono amarillo, ese  amarillo que tenía "CSI Miami" y que no tenía "CSI Las Vegas", que era más de tono azulado.
Este tono amarillo al que me refiero, lo tenían también "True Detective", y, por ponernos más patrióticos, también "La Isla Mínima".
Esas películas, series y libros con tonos amarillos, me incomodan. Me transmiten una sensación difícil de describir. Es algo así como si el amarillo fundiese en un sólo color todas las escenas y las hiciese demasiado parecidas, tan parecidas que pareciese que no pasa nada, que nada cambia. No hay grandes hazañas, no hay sobresaltos. Todo es tranquilo y amarillo, hasta que pasa algo. Pero incluso cuando pasa algo, sólo hay un momento de desconcierto, y al cabo de un rato, todo vuelve a ser igual. Monótono y feo. Así es este libro. Y me ha gustado mucho.
Me parece que lo mejor que te puede hacer un libro es transmitirte sensaciones y puedo asegurar que este lo hace: angustia, tristeza, repulsión, amor,...
J.C. Oates me ha coquistado. Después de Franzen y Zadie Smith, leer a Oates ha sido revelador. Su literatura es menos "snob" que la de Franzen y más realista que la de Smith. Sus personajes son más auténticos, y aunque la mayoría me caen tan mal como los personajes de "Libertad" o "Sobre la belleza", soy capaz de entender por qué a veces son odiosos o se comportan de una manera incomprensible.
Una buena novela americana y una escritora que merece la pena descubrir.

jueves, 3 de marzo de 2016

Las películas de mi vida: "Reality bites"







Lelaina Pierce (Winona Ryder), ayudante de producción en un programa matinal de televisión, sueña con ser directora de cine. Mientras llega su gran oportunidad rueda un vídeo de sus amigos en los que estos hablan de su realidad cotidiana, sus ambiciones y su falta de expectativas. Entre tanto, debe elegir entre dos amores, un yuppie y su leal amigo Troy. Drama generacional de joven y conocido reparto que se promocionó como la película de la "generación X"






Reality bites...  Esta puede que haya sido para mí "LA PELÍCULA".

La descubrí en 3º de la ESO (Sí, yo fui directamente de 8º de EGB  a 3º de la ESO). Alquilé esta peli sin saber muy bien si me gustaría, y bueno... me gustó tanto que la vi como mil veces, la compré en VHS, compré el disco de la banda sonora (en Discoplay, ahí es ná). Una locura. Me enamoré locamente de Ethan Hawke. Bueno, no tan locamente. Pero me gustaba ese rollito de sucio despenaido nihilista al que todo le da igual pero que al final no. Y que cantaba... "I'm nuthin" (I dont't feel good but don't feel baaaaad... estoy cantando, sí)

Y estuve mucho tiempo obsesionada con probar el Big Gulp.
 

Y con comprar ropa en una tienda GAP.  Y bailaba "My sharona" en los bares con mis amigos, como si estuviera en una gasolinera gastando el dinero de la tarjeta del padre de Lelaina Pirce. Prácticamente me sabía los diálogos de memoria y aún hay frases que repito si vienen a cuento. (O yo creo que vienen a cuento, según este criterio personal mío que cada vez es más aleatorio). Estas son algunas, que probablemente no recuerde exactamente como en la peli, pero... esa es la gracia:

-"No voy a trabajar en una tienda GAP, maldita sea" (La que se lía ahí... Lelaina estaba un pelín subidita, sí)
 

-"Este es el invierno de nuestra desventura...." "¿Puedes describir la ironía?... .Pues... ¡No sé describirla pero sé reconocerla cuando la veo" (La frase del invierno de nuestra desventura la repito mucho cuando hace frío. Que no tiene nada que ver, ya .. pero la repito)

 -"PIADELIGA, padres y amigos de lesbianas y gays"...  (La peli tocaba todos los temas típicos tópicos de los 90... Sida, salidas de armario, la generación X, los JASP (Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados"),...

-"¿Por qué no puede todo solucionarse y volver a la normalidad al cabo de media hora como en "La tribu de los Brady"? -Bueno, el señor Brady murió de sida. (Traumita)

-Querida, ¿por qué no pides trabajo en la gasolinera? El otro día vi que habían contratado a un pobre chico subnormal. - Yo no soy subnormal, mamá, saqué la mejor nota de mi promoción. (Este es un diálogo poco políticamente correcto, pero que nos pretendía mostral el desencuentro generacional y lo incomprendidos que son lo protas y todo eso, porque claro, siendo taaaan lista Lelaina no iba a trabajar en cualquier trabajucho... Pobre ilusa, si la llega a fichar el Ministerio del Tiempo y ve lo que tenemos ahora por aquí... 

-He leído "Sé por qué canta el pájaro en su jaula" -Ah, ¿sí? y¿por qué canta?

-Yo quería ser alguien al cumplir los 23 (Sí, la chica quería ser alguien al cumplir los 23. En serio, que la fichen en el Ministerio del Tiempo ya) "Cariño... lo único que tienes que ser al cumplir los 23 es tú misma" (Cualquiera no se enamoraba de Troy, con su pelo aceitoso y sus frases bonitas y profundas)
 
-"Vamos a comer gasolina" (Y un pelín pijita porque el padre tiene pasta, y oye, una nunca está tan mal si tiene una tarjeta de gasolina de papá)

-"Esto es todo lo que necesitamos. un par de cigarrillos, un café y una buena conversación. Tú, yo y cinco pavos" (Esto lo sigo yo pensando ahora. Aunque quitando los cigarrillos y mejorándolo cambiando el café por una copa de vino)

La peli estaba dirigida y coprotagonizada por Ben Stiller, que era el pijito rendido ante el sistema, con trabajo en una cadena de TV comercial, traje de chaqueta y descapotable. Y escucha Big Mountain "uuhhh... baby i love your way... every day..."  Y claro, es como el mal. Porque con quien tú quieres que se líe la protagonista es con el sucio antisistema interesante. Aunque al final de la peli el mismo Ben Stiller parodia esos tópicos con un video.

Es una peli muy de los 90. Muy para ver cuando uno es muy joven, y a la que le tengo mucho cariño. Y que supongo que Ben Stiller quiso rodar como símbolo de una generación, pero que viéndola años después te dibuja una sonrisa cínica en los labios.  Pero sigue siendo una peli que me gusta ver, aunque ya no tenga aparato de vídeo para ver mi vieja cinta VHS.

Este es un post caótico, lo sé. De esos que escribo como si estuviera hablando.
Ésta es una de las pelis de mi vida. Ya iré trayendo más. Porque hay más, claro.

You say... I only hear what I want you....