A TIENTAS

A TIENTAS

jueves, 5 de mayo de 2016

Ave del paraíso - Joyce Carol Oates

Well love they tell me is a fragile thing
It's hard to fly on broken wings
I lost my ticket to the promised land
Little bird of heaven right here in my hand.

Me dicen que el amor es algo frágil,
difícil es volar con alas rotas
perdí el billete hacia la tierra prometida
ave del paraíso que en mi mano reposa.

"Little Bird of Heaven"

SINOPSIS: Situada en la mítica ciudad de Sparta, en Nueva York, Ave del paraíso es una punzante y vívida combinación de romance erótico y violencia trágica en la Norteamérica de finales del siglo XX. Cuando Zoe Kruller, una joven esposa y madre, aparece brutalmente asesinada, la policía de Sparta se centra en dos principales sospechosos, su marido, Delray, del que estaba separada, y su amante desde hace tiempo, Eddy Diehl. Mientras tanto, el hijo de los Kruller, Aaron, y la hija de Eddy, Krista, adquieren una mutua obsesión, y cada uno cree que el padre del otro es culpable. Una clásica novela de Oates, autora también de La hija del sepulturero, Mamá, Infiel, Puro fuego y Un jardín de poderes terrenales, en la que el lirismo del intenso amor sexual está entrelazado con la angustia de la pérdida y es difícil diferenciar la ternura de la crueldad

Ave del Paraíso es una novela oscura, pero no tiene un tonto gris. Tiene ese tono amarillo, ese  amarillo que tenía "CSI Miami" y que no tenía "CSI Las Vegas", que era más de tono azulado.
Este tono amarillo al que me refiero, lo tenían también "True Detective", y, por ponernos más patrióticos, también "La Isla Mínima".
Esas películas, series y libros con tonos amarillos, me incomodan. Me transmiten una sensación difícil de describir. Es algo así como si el amarillo fundiese en un sólo color todas las escenas y las hiciese demasiado parecidas, tan parecidas que pareciese que no pasa nada, que nada cambia. No hay grandes hazañas, no hay sobresaltos. Todo es tranquilo y amarillo, hasta que pasa algo. Pero incluso cuando pasa algo, sólo hay un momento de desconcierto, y al cabo de un rato, todo vuelve a ser igual. Monótono y feo. Así es este libro. Y me ha gustado mucho.
Me parece que lo mejor que te puede hacer un libro es transmitirte sensaciones y puedo asegurar que este lo hace: angustia, tristeza, repulsión, amor,...
J.C. Oates me ha coquistado. Después de Franzen y Zadie Smith, leer a Oates ha sido revelador. Su literatura es menos "snob" que la de Franzen y más realista que la de Smith. Sus personajes son más auténticos, y aunque la mayoría me caen tan mal como los personajes de "Libertad" o "Sobre la belleza", soy capaz de entender por qué a veces son odiosos o se comportan de una manera incomprensible.
Una buena novela americana y una escritora que merece la pena descubrir.

12 comentarios:

  1. Estoy a punto de empezar "La hija del sepulturero". A ver qué color tiene. Besos

    ResponderEliminar
  2. Fíjate que a mí esta mujer me da mucha pereza, quizá por la eterna etiqueta de favorita al Nobel, premio con cuyos ganadores he tenido malas experiencias literarias. No sé, no lo tengo claro...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy leyendo los últimos relatos que ha publicado Oates y estoy fascinada, es la primera vez que me acerco a la autora y hacía tiempo que nadie me provocaba tanto con sus letras. Esta mujer es grandiosa, con todos sus colores.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada de la autora, y no se si me apetece mucho.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. No me termina de convencer pero me alegro que te haya gustado.
    Un beso y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  6. Lo poquito que he leído de esta autora lo he disfrutado mucho. Siempre sacude, siempre transmite... Voy a tener que leer también éste.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Me gusta mucho Joyce Carol Oates, de hecho pensaba que le darían el Nobel de Literatura el año pasado :-) Pero aunque me guste, creo que esta novela no me apetece. No sé si por esos tonos amarillos que comentas, o por esa monotonía y fealdad. Bss

    ResponderEliminar
  8. No he leido nada de ella.
    La pongo en la fila

    ResponderEliminar
  9. Pues no me llama mucho la atención, la verdad... Será por eso que dices de la sensación de que no pasa nada. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  10. Tengo pendiente volver leer algo suyo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Hace años que tengo pendiente a esta autora. Me has animado a leerla pronto. A ver cómo llevo esos colores amarillos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Estoy enamorada de la autora desde que la descubrí. He leído casi todo lo que ha publicado, al menos en los últimos años. Me falta Niágara y Qué fue de los Mulvaney. Este último no le encuentro por ningún sitio.
    Tienes razón con este libro. Aunque lo leí hace varios años y recuerdo poco de la trama, recuerdo la sensación que me dejó. Como de haber asistido a una historia oscura, incómoda, pero con todo lo que precisa para ser literatura en estado puro. cada año espero que le den el Nobel y cada año me llevo una decepción.
    Un abrazo. Por aquí me quedo.

    ResponderEliminar