A TIENTAS

A TIENTAS

jueves, 5 de mayo de 2016

Ave del paraíso - Joyce Carol Oates

Well love they tell me is a fragile thing
It's hard to fly on broken wings
I lost my ticket to the promised land
Little bird of heaven right here in my hand.

Me dicen que el amor es algo frágil,
difícil es volar con alas rotas
perdí el billete hacia la tierra prometida
ave del paraíso que en mi mano reposa.

"Little Bird of Heaven"

SINOPSIS: Situada en la mítica ciudad de Sparta, en Nueva York, Ave del paraíso es una punzante y vívida combinación de romance erótico y violencia trágica en la Norteamérica de finales del siglo XX. Cuando Zoe Kruller, una joven esposa y madre, aparece brutalmente asesinada, la policía de Sparta se centra en dos principales sospechosos, su marido, Delray, del que estaba separada, y su amante desde hace tiempo, Eddy Diehl. Mientras tanto, el hijo de los Kruller, Aaron, y la hija de Eddy, Krista, adquieren una mutua obsesión, y cada uno cree que el padre del otro es culpable. Una clásica novela de Oates, autora también de La hija del sepulturero, Mamá, Infiel, Puro fuego y Un jardín de poderes terrenales, en la que el lirismo del intenso amor sexual está entrelazado con la angustia de la pérdida y es difícil diferenciar la ternura de la crueldad

Ave del Paraíso es una novela oscura, pero no tiene un tonto gris. Tiene ese tono amarillo, ese  amarillo que tenía "CSI Miami" y que no tenía "CSI Las Vegas", que era más de tono azulado.
Este tono amarillo al que me refiero, lo tenían también "True Detective", y, por ponernos más patrióticos, también "La Isla Mínima".
Esas películas, series y libros con tonos amarillos, me incomodan. Me transmiten una sensación difícil de describir. Es algo así como si el amarillo fundiese en un sólo color todas las escenas y las hiciese demasiado parecidas, tan parecidas que pareciese que no pasa nada, que nada cambia. No hay grandes hazañas, no hay sobresaltos. Todo es tranquilo y amarillo, hasta que pasa algo. Pero incluso cuando pasa algo, sólo hay un momento de desconcierto, y al cabo de un rato, todo vuelve a ser igual. Monótono y feo. Así es este libro. Y me ha gustado mucho.
Me parece que lo mejor que te puede hacer un libro es transmitirte sensaciones y puedo asegurar que este lo hace: angustia, tristeza, repulsión, amor,...
J.C. Oates me ha coquistado. Después de Franzen y Zadie Smith, leer a Oates ha sido revelador. Su literatura es menos "snob" que la de Franzen y más realista que la de Smith. Sus personajes son más auténticos, y aunque la mayoría me caen tan mal como los personajes de "Libertad" o "Sobre la belleza", soy capaz de entender por qué a veces son odiosos o se comportan de una manera incomprensible.
Una buena novela americana y una escritora que merece la pena descubrir.